Reparación de fístula uretro-escrotal en paciente operado en la infancia de hipospadia posterior con injerto de mucosa oral y colgajo pediculado de dartos escrotal.
Pérez-Lanzac De Lorca A; Conde Giles A; León Delgado C; Amores J; Rosety Rodriguez J; Cañete J; Soto Villalva J; Garcia-Baquero R; Ledo Cepero Mj; Madurga Patuel B; Romero Tenorio M; Alvarez-Ossorio Fernández Jl
Unidad de Gestión Clínica de Urología. Hospital Universitario Puerta del Mar. Cádiz.
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Visto 659 veces.

Introducción: La fistula uretro-cutánea es la complicación más frecuente tras la cirugía de hipospadias. Además se asocia a una tasa de fallos de hasta el 40%. Una adecuada disección de los tejidos, exéresis de la fibrosis y usar colgajos de tejido elástico bien vascularizado se ha asociado a mejores resultados.

Material y Métodos: Presentamos el caso de un varón de 33 años operado en la infancia de hipospadias que en la adolescencia presentó una fístula uretro-escrotal. Ésta se mantuvo cerrada durante unos años pero que vuelve a consultar por la reapertura de la misma.

Resultados: Tras la disección de la uretra bulbar se identificó el trayecto fistuloso. Se llevó a cabo una liberación amplia de los tejidos fibrosados y exéresis de la fístula. Se abrió el injerto de la uretroplastia en toda su longitud y se resecó el tejido de mala calidad. Además revisamos que el calibre uretral sea el adecuado en ambos extremos de la anastomosis. La reparación precisó la extracción de un injerto de mucosa oral, que tras su preparación, se fijó en la cara ventral de la uretra con puntos sueltos. A partir del dartos escrotal se extrajo un colgajo bien vascularizado y pediculado que se aplicó sobre la zona de la neouretra. La cirugía se completó sin complicaciones en un tiempo de 210 min. El paciente estuvo ingresado 3 días y se le retiró la sonda uretral a las 3 semanas de la intervención. En la actualidad la exploración del paciente y las pruebas de imagen no han mostrado signos de recidiva.

Conclusión: La reparación de las fístulas uretra-cutáneas mediante un injerto libre de mucosa oral y un colgajo pediculado de dartos escrotal como segunda capa de cubierta de la neouretra es efectiva. El uso de esta doble capa reduce la posibilidad de las recidivas.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-1.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-1.webm' type='video/webm'></video>