Abordaje endoscópico como primer paso en la prostatectomía radical laparoscópica o robótica asistida después de cirugía de próstata
Palou Redorta, J.; Gausa Gascón, L.; Urdaneta Pignalosa, G.; Serrano Liesa, M.; Rodríguez Faba, O.; Villavicencio Mavrich, H.
Fundació Puigvert. Servicio de Urología, Unidad de Oncología. Barcelona. España
LXXVI Congreso nacional de Urología, Málaga, 2011
Visto 424274 veces.

Introducción
La cirugía radical de próstata laparoscópico robótica, es un tratamiento establecido en el cáncer de próstata localizado. Algunos pacientes tienen antecedentes de RTU o prostatectomía retropúbica por HBP.
La disección del tejido periprostatico y la identificación del cuello de vejiga a menudo es difícil en estos casos.
 
Objetivos
Mostrar la viabilidad de un abordaje endoscópico al cuello de la vejiga para facilitar la identificación y disección del cuello vesical para prostatectomía radical laparoscópica o robótica asistida.
 
Material y Métodos
Paciente de 61 años con antecedentes de prostatectomía retropúbica tres a le remitieron a nuestro centro a causa de un PSA elevado 5.9. Al TR palpación de un nódulo en LI. La Biopsia mostró un adenocarcinoma de próstata Gleason 3 +3 en 9/9 cilindros en el lóbulo izquierdo.
Primer procedimiento: Con el paciente en posición de litotomía se le realiza una cervicotomía circunferencial con asa de Collins al cuello de la vejiga.
Segundo procedimiento: El paciente se coloca en posición de Trendelenburg y se realiza la prostatectomía radical robótica. Con los trocares en posición habitual, en primer lugar se disecan las vesículas seminales. Se identifica el plano anterior de la vejiga y se realiza una disección cuidadosa de la próstata y los tejidos circundantes. Se realiza una incisión transversa al cuello de la vejiga hasta identificar la incisión realizada anteriormente endoscopia. Este hecho facilita la apertura del cuello de la vejiga. Se practica sutura del cuello para conseguir la reducción de la apertura vesical y facilitar la posterior anastomosis vesical a la uretra.
Después se procede con una prostatectomía usual.
 
Resultados
Perdida hemática 200 cc. La recuperación fue sin incidencias y el paciente fue dado de alta el segundo día. La patología mostró un adenocarcinoma multifocal Gleason 3 +4, principalmente en el lóbulo lateral izquierdo con márgenes negativos  pT2c.
 
Conclusiones

La prostatectomía radical es un procedimiento establecido, pero a veces cirugías previas pueden dar dificultades técnicas y incluso empeoran los resultados oncológicos. El abordaje endoscópico mejora  la identificación de los meatos ureterales y la sección del cuello de la vejiga, sin poner en peligro los resultados oncológicos.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2011/mp4/V-64.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2011/webm/V-64.webm' type='video/webm'></video>