Suprarenalectomía laparoscópica de feocromocitoma de gran tamaño
Ubré Lorenzo, A.; Francés Comalat, A.; Bielsa Gali, O.; Lorente Garín, J.A.; Garrote Gallego, L *; Juanpere Rodero, N.*; Cámara Moreno, C.; Fumadó Ciutat, LL.; Rijo Mora, E.; Nohales Taurines, G.; Arango Toro, O.
Servicio de Urología.* Servicio de Anatomía Patológica. Hospital del Mar. Barcelona
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Visto 424303 veces.

Introducción

Desde que fue descrita por primera vez en 1992 por Gagner et al, la suprarenalectomía laparoscópica se ha convertido en el “gold standard” del tratamiento quirúrgico de la patología benigna de la glándula suprarenal. Se han demostrado muchas ventajas de esta técnica sobre la adrenalectomía abierta como son la disminución del dolor postoperatorio, la reducción de la estancia hospitalaria y una mejor exposición anatómica. No obstante, los feocromocitomas adrenales han estado considerados como una contraindicación relativa para el abordaje laparoscópico, argumentando un riesgo aumentado de complicaciones cardiovasculares secundarias a aumentos intraoperatorios de catecolaminas asociados al pneumoperitoneo y a la manipulación del tumor

Material y métodos

Presentamos el caso de una paciente de 40 años con antecedentes de HTA, esclerosis múltiple y enfermedad litiásica que en Ecografía de control se objetiva masa sólida suprarenal derecha. Se realiza TC abdominal que confirma la presencia de una masa de 10x7 cms heterogénea con bajo contenido graso. Se solicitan catecolaminas en sangre y orina, encontrándose todas ellas elevadas. Se completa el estudio con Holter que objetiva picos hipertensivos así como frecuencia cardíaca media de 104 x’ y gammagrafía y SPECT con 123I-MIBG que muestra lesión hiperfuncionante compatible con tumor neuroendocrino de la glándula suprarrenal derecha. Con el diagnóstico de feocromocitoma derecho se decide la realización de una suprarenalectomía laparoscópica previo bloqueo adrenérgico

Con la paciente en decúbito lateral izquierdo se colocan 3 trócares subcostales (2 de 10 mm i 1 de 5 mm) y trócar de 5 mm para separación hepática. Se realiza suprarenalectomía derecha laparoscópica intentando manipular la glándula suprarrenal lo mínimo posible para evitar la excreción aumentada de catecolaminas a través de las venas suprarrenales

Resultados

El tiempo quirúrgico fue de 130 minutos, y la paciente fue dada de alta a las 72h de la intervención. El estudio AP mostró un feocromocitoma de 182 grs y 98 mm de diámetro sin signos microscópicos sugestivos de malignidad

Conclusiones

La presencia o sospecha de un feocromocitoma de gran tamaño no ha de ser una contraindicación para el abordaje laparoscópico de la glándula suprarrenal en servicios con experiencia laparoscópica, pero sí que requiere un exhaustivo control anestésico, así como una cuidadosa disección de la glándula intentando evitar la excesiva manipulación de la misma

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-16.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-16.webm' type='video/webm'></video>