Evolución histórica de las anastomosis ureterointestinales: aportación de una nueva técnica consolidada
Castiñeiras Fernández(*), J; Ramírez Zambrana, A; Campanario Pérez, R; Romero González, E; Saiz Marenco, R; Cuaresma Díaz, A
Unidad de Gestión Clínica. Servicio de Urología. Fundación “joaquín Albarrán”. Departamento de Cirugía. H. U. “virgen Macarena”. Universidad de Sevilla.
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Premio Joaquín Albarrán 2013.
Visto 741 veces.

INTRODUCCIÓN
La evolución histórica de las anastomosis ureterointestinales la dividimos en dos etapas. La primera, que abarca desde 1852 con Simon,hasta 1907 con Ricard; la segunda, que comienza en 1911 con Coffey y, finaliza en 1979 con Le Duc y Camey. El análisis detallado de las aportaciones realizadas por estos autores nos permitió,en 1996, diseñar una nueva técnica de anastomosis ureterointestinal directa que mostramos detalladamente en este video.
MATERIAL Y METODO
La técnica se basa en las descritas por Payne y por LeDuc-Camey. Se inicia introduciendo el uréter en el reservorio intestinal y lo anclamos a la pared mediante tres puntos reabsorbibles. Seguidamente lo espatulamos según la técnica bivalva descrita por Payne.Se incide ("rasca") la mucosa intestinal para favorecer la cicatrización de ésta con las valvas diseñadas. Estas se fijan con seis puntos,cuatro en los extremos del rectángulo resultante y dos en el tercio medio, a nivel del orificio ureteral. Ambas valvas evitan que el proceso cicatricial mucomucoso se aproxime al neomeato favoreciendo así una morfología circular.
RESULTADOS
Desde enero-1996 hasta diciembre-2009 se intervinieron 247 pacientes de cistoprostatectomia radical y derivación urinaria. Un total de 456 unidades renales anastomosadas con nuestra técnica. En el estudio realizado, comparamos los resultados obtenidos con nuestra técnica y los logrados con las técnicas de Ricard (Puño de camisa) y LeDuc-Camey. Nuestros resultados,como vemos en la Tabla 1,son superiores.

Tabla 1

Normales Dilatadas (*) Dilatadas (**) Anuladas
LeDuc 51,5 25,1 15,6 7,8
Ricard 38,9 29,7 22,2 9,2
Bivalva 78,7 13,6 2,4 5,3

(*)Dilatadas sin estenosis.(**)Dilatadas con estenosis.

CONCLUSIONES
La anastomosis ureterointestinal determina la viabilidad de la derivación urinaria.Al emplearse en la actualidad segmentos intestinales destubulizados, y por tanto de baja presión,para el diseño de la derivación urinaria no están justificadas el empleo de las técnicas antirreflujo.Clásicamente, cuando el uso del intestino no se destubulizaba, las dos complicaciones, observadas y temidas, correspondían a la estenosis y al reflujo.
Actualmente, tras la introducción del concepto de destubulización, la complicación que nos preocupa es la estenosis. Las bajas presiones conseguidas en el intestino destubulizado hacen que el reflujo este controlado. Por ello justificamos el uso de una técnica directa.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-23.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-23.webm' type='video/webm'></video>