Evisceración transvaginal tras cistectomía radical y uretrectomía: reparación con flap de Martius.
Del Pozo Jiménez, G.; Bueno Chomón, G.; Escribano Patiño, G.; Díez-Cordero, JM.; Rodríguez Fernández, E.; Cancho Gil, MJ.; Husillos Alonso, A.; Piñero Sánchez, J.; Aragón Chamizo, J.; Hernández Fernández, C.
Servicio de Urología. Hospital Universitario Gregorio Marañón.
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Visto 458 veces.

INTRODUCCIÓN: La evisceración vaginal es infrecuente con una incidencia después de cirugía pélvica de 0.03%. La postmenopausia, cirugía pélvica (sobre todo histerectomía vaginal) y disfunción pélvica son factores de riesgo. Es una urgencia quirúrgica y el abordaje puede ser transvaginal, abdominal o combinado. Los objetivos son restablecer la viabilidad intestinal y reparar el defecto vaginal, que si es amplio, puede precisar uso de colgajos para aumentar la vascularización y  cicatrización.

MATERIAL Y MÉTODOS: Presentamos una mujer de 68 años a la que se realizó cistectomía radical abierta con doble anexectomía, histerectomía y linfadenectomía con ureteroileostomía tipo Bricker, además de uretrectomía por margen uretral positivo. Al mes, presenta sensación de bulto pélvico y sangrado vaginal de pocos días de evolución sin otros síntomas asociados. En la exploración pélvica se objetiva protrusión intestinal contenida por introito vaginal.

            Puesto que la evisceración era pequeña y sin signos de estrangulación nos decantamos por realizar cirugía reconstructiva urgente con flap de Martius por vía transvaginal, que presentó los siguientes pasos: 1) Colocación de separador perineal de Scott para exposición vaginal. 2) Liberación de bordes del defecto y del asa para eliminar tensión. 3) Incisión longitudinal en borde medial del labio mayor izquierdo, disecando el tejido fibroadiposo y liberándolo del borde superior, manteniendo la fijación del vértice inferior, por donde recibe irrigación arterial. 4) Tunelización  del flap por vía submucosa vaginal y sutura del mismo sobre el defecto con material reabsorbible 5) Cierre de la pared vaginal sobre el flap. 6) Cierre de la incisión longitudinal por planos. 7) Taponamiento vaginal con povidona yodada y crema antibiótica y drenaje en lecho del labio mayor.

RESULTADOS: El postoperatorio fue favorable retirándose el taponamiento vaginal y el drenaje a los 2 y 4 días respectivamente. No presentó complicaciones inmediatas ni tardías con revisiones posteriores sin evidencia de recidiva de la evisceración.

CONCLUSIONES:   La evisceración transvaginal es una complicación tras cistectomía que hasta ahora no había sido observada en nuestro servicio. Proponemos un abordaje transvaginal con reparación con flap de Martius, indicación del mismo hasta ahora no evidenciada, concluyendo según nuestra experiencia, buenos resultados funcionales.

 

 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-45.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-45.webm' type='video/webm'></video>