Cirugía en el límite de la especialidad: suprarrenalectomía laparoscópica, colposacrosuspensión laparoscópica y herniorrafia inguinal en PRL
Sabela López García; Manuel Carballo Quintá; Jacobo Freire Calvo; Daniel León Ramírez; Leonardo Tortolero Blanco; Máximo Castro Iglesias; Antonio Ojea Calvo
Servicio de Urología del Complexo Hospitalario Universitario de Vigo. Hospital Xeral-Cíes.
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Visto 424265 veces.

 

 

Introducción

La glándula suprarrenal es una glándula retroperitoneal y con función endocrina, es por esto que en algunos centros con unidad de cirugía endocrina, la patología quirúrgica de la glándula suprarrenal es abordada por parte del servicio de cirugía general. Nosotros consideramos, que por ser el Urólogo el mejor conocedor del campo quirúrgico, esta patología debe ser abordada por el servicio de Urología.

La Incontinencia de orina de esfuerzo (IOE) en mujeres es una patología que se presenta con elevada frecuencia en las consultas de Urología. AL menos un 40-60% de las mujeres con IOE precisarán un procedimiento simultáneo para la corrección de Prolapso de órganos pélvicos (POP), por lo que el urólogo debe estar preparado para realizar procedimientos curativos sobre POP y otras patologías del suelo pélvico. La colposacrosuspensión laparoscópica es una técnica que corrige la patología del suelo pélvico de manera integral y que presenta buenos resultados a largo plazo.

La incidencia de la hernia inguinal sintomática aumenta un 6,6 % tras la realización de un Prostatectomía radical laparoscópica (PRL). Los factores de riesgo son: hernia subclínica pre-existente, edad, bajo Índice de Masa Corporal y herniorrafia previa. La corrección de una hernia inguinal con malla, durante la realización de una PRL, es una técnica sencilla y eficaz, por lo que consideramos que debe realizarse siempre que sea necesario.

Material y métodos

Presentamos tres ejemplos de casos quirúrgicos: una suprarrenalectomía laparoscópica, una colposacrosuspensión laparoscópica, y una herniorrafia inguinal durante PRL; que consideramos deben/pueden ser realizados por los servicios de Urología, y que en algunos centros son realizados por otros especialistas.

Conclusión

El Úrologo debe tener un buen conocimiento del campo quirúrgico, y estar preparado para resolver problemas y realizar procedimientos curativos que, en ocasiones, se pueden considerar en los límites de la especialidad. 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-50.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-50.webm' type='video/webm'></video>