Prostatectomía radical robótica transdouglas con preservación neurovascular
Plata Bello, A.C.; Gaston, R (*); Concepcion Masip, T
Hospital Universitario de Canarias. la Laguna. Tenerife. (*)Clinique Saint Agustin, Burdeos.
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Visto 424266 veces.

 

INTRODUCCIÓN

La vía de abordaje posterior fue empleada  por primera vez por el Dr. Richard Gaston en la etapa inicial de la prostatectomía radical laparoscópica.

En la actualidad, Aldo Bocciardi es el artífice de la serie más larga de prostatectomías robóticas realizadas íntegramente por vía posterior.

El abordaje íntegro posterior (transdouglas) es realmente microinvasivo para el tratamiento de esta patología.

OBJETIVO

Describir la técnica quirúrgica y demostrar la seguridad y reproducibilidad de la misma.

MATERIAL Y MÉTODOS

El material empleado durante el procedimiento consiste en el sistema Da Vincci Surgical System, una óptica de 30º e instrumentos laparoscópicos y robóticos básicos.

El abordaje es transperitoneal y se utilizan para ello 6 trócares. El paciente se coloca en posición de Trendelenburg forzada bajo anestesia general.

La prostatectomía comienza con una incisión horizontal en el peritoneo posterior a nivel del saco de Douglas.  Se accede así al espacio de las vesículas seminales y conductos deferentes. Se disecan y liberan ambos deferentes y vesículas seminales. Lateralmente a éstas se identifican las bandeletas neurovasculares que se preservan evitando la utilización de energía térmica, utilizando clips de 2mm para controlar la hemostasia.

Tras la liberación lateral y posterior de la glándula prostática se identifica el cuello vesical que se referencia , se diseca y se secciona cuidadosamente. El ápex prostático es liberado y la uretra es seccionada dejando una adecuada longitud uretral. El complejo de Santorini se preserva íntegramente.

Se realiza la anastomosis de uretra membranosa a cuello vesical con sutura autoretentiva del 3/0.

Finalmente se sutura la incisión inicial del peritoneo posterior en el saco de Douglas.

RESULTADOS

El tiempo quirúrgico fue de 90 minutos. Las pérdidas hemáticas de 100cc. No se colocó drenaje y el catéter uretral se retiró a los 9 días de la intervención quirúrgica. El paciente presentó una continencia inmediata y al mes de la intervención quirúrgica refería erecciones espontáneas ocasionales.

CONCLUSIONES

Esta técnica es un abordaje mini-invasivo que parece disminuir la morbilidad y podría facilitar la preservación de bandeletas neurovasculares. Sólo se recomienda en próstatas de bajo volumen y tumores localizados. 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-58.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-58.webm' type='video/webm'></video>