Exeresis laparoscópica de restos de uraco y sinus pilonidal en paciente con onfalitis recurrente
Tabares Jiménez, J.; Cabello Benavente, R.; Quicios Dorado, C.; Bueno Serrano, G.; Navas Martinez, M.C.; Charry Gónima, P..; Encabo Mayoral, B.; Gonzalez Enguita, C.
Hospital Universitario Fundación Jiménez Diaz
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Visto 424308 veces.

INTRODUCCIÓN:

El uraco es un conducto epitelizado que conecta el ápex de la vejiga con la alantoides en el feto y está envuelto en la formación de las estructuras umbilicales. La luz del uraco normalmente se oblitera durante el desarrollo embriológico, convirtiéndose en una banda fibrosa cuya función es desconocida. La persistencia del uraco embrionario puede llevar múltiples problemas clínicos, no solo en pacientes infantiles sino también en los adultos. La onfalitis en el adulto suele ser localizada, de evolución tórpida y crónica.

MATERIAL Y MÉTODOS

Se presenta el caso de un paciente varón de 29 años que durante años ha presentado supuración umbilical, en la Resonancia Magnética (RM)  se informa de quiste de uraco infectado con tracción de la cúpula vesical anterior y una imagen de cordón fibroso que se extiende hacia el ombligo, dados estos hallazgos  se comienza el tratamiento con cobertura antibiótica durante 1 mes, se repite la RMN donde se objetivan los mismos hallazgos patológicos por lo que ante la persistencia de la clínica se decide exéresis laparoscópica.

En decúbito supino se comienza la exéresis laparoscopica tomando como límites laterales las arterias umbilicales obliteradas, llegando cranealmente hasta la zona umbilical, una vez llegado allí se realiza exéresis del uraco hasta llegar al detrusor vesical, posteriormente por vía abierta se realiza exéresis del ombligo hasta llegar a la zona donde se había terminado por laparoscopia, extrayendo la pieza en un solo bloque.

RESULTADOS:

Tiempo quirúrgico de 120 minutos, pérdida hemática de 200 cc. Se retiró la sonda al segundo día. El paciente fue dado de alta al tercer día.

La Anatomía Patológica fue de persistencia de restos uracales y sinus pilodinal con moderada reacción inflamatoria, En el control postoperatorio el paciente se encuentra asintomático.

CONCLUSIONES:

La presencia de una onfalitis recurrente en un adulto con buena higiene del ombligo debe obligarnos a descartar la existencia de una patología subyacente, generalmente un cierre incompleto del uraco. Si no responde al tratamiento antibiótico la exéresis quirúrgica está indicada, en nuestro caso se confirmo la persistencia de los restos uracales asociando un sinus pilodinal, siendo esta asociación muy poco frecuente.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-78.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-78.webm' type='video/webm'></video>