Nefrectomía parcial laparoscópica para tumores hiliares y de localización central. Descripción de la técnica
Campos Juanatey, F.; Mazzola, C.; Bettoni Guglielmetti, G; Spaliviero, M; Touijer, K.
Urology Service. Surgery Department. Memorial Sloan-Kettering Cancer Center. New York. USA.
LXXVIII Congreso nacional de Urología, Granada, 2013
Visto 9 veces.

INTRODUCCIÓN

La nefrectomía parcial es el tratamiento de elección para tumores renales T1 cuando es factible, por un menor riesgo de insuficiencia renal crónica sin compromiso de los resultados oncológicos. El abordaje laparoscópico está en expansión, y con una mayor experiencia, en algunos centros se amplian sus indicaciones a tumores de mayor tamaño y complejidad. Nos planteamos la descripción de nuestra técnica de nefrectomía parcial laparoscópica en tumores corticales cercanos al hilio y de localización central.

MATERIAL Y MÉTODOS

Vídeo con una recopilación de 3 tumores renales hiliares extirpados mediante nefrectomía parcial laparoscópica. Seleccionamos la disección intrahiliar y otras partes importantes del procedimiento en cada caso. Editamos el video con las imágenes de escáner y los resultados de cada paciente.

RESULTADOS

Tras creación de neumoperitoneo y colocación de trócares, se procede a la liberación completa del riñón manteniendo la grasa perinéfrica sólo en la zona tumoral. Los vasos renales y uréter son disecados hasta su porción intrasinusal. Clampaje arterial y venoso mediante pinzas tipo bulldog laparoscópicas y extirpación con corte frío del tumor. Durante la tumorectomía, se asegura la hemostasia con clips Hem-o-lock™, lo que limita la pérdida hemática y permite la reconstrucción posterior más sencilla mediante renorrafia con puntos en U de Vicryl™ 2/0. Coagulación con bisturí de argón de bordes externos del lecho de extirpación. Tras la retirada de clamps y revisión de hemostasia, recolocación del riñón en su lecho retroperitoneal. Tiempo de clampaje entre 29-42 minutos y sangrado intraoperatorio entre 300-800 ml. Ningún paciente presentó complicaciones postoperatorias, y fueron dados de alta al 3-5 día postoperatorio, con función renal en rango normal. El estudio anatomopatológico demostró carcinoma renal de células claras en 2 casos, y oncocitoma en el otro. A los 6 meses, la función y la morfología renal se mostraban conservadas.

CONCLUSIONES

La nefrectomía parcial laparoscópica de tumores cercanos al hilio renal es un procedimiento factible y seguro en pacientes seleccionados. En estos casos, una técnica quirúgica cuidadosa es importante para lograr buenos resultados oncológicos y funcionales con bajo riesgo de morbilidad.

 

PALABRAS CLAVE:

- Nefrectomía parcial

- Cirugía Laparoscópica

- Neoplasias renales

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/mp4/V-83.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2013/webm/V-83.webm' type='video/webm'></video>