Láser-Resección: una nueva técnica de ablación prostática con láser diodo
García-Tello, Ana; Arance Gil, Ignacio; Andrés Boville, Guillermo; Cabrera Castillo, Pedro; Gimbernat Díaz, Helena; Angulo Cuesta, Javier
Servicio de Urología, Hospital Universitario de Getafe, Universidad Europea de Madrid, Madrid.
LXXIX Congreso nacional de Urología, Tenerife, 2014
Visto 424342 veces.

INTRODUCCIÓN: Se han desarrollado diferentes dispositivos láseres como alternativa a la RTU de próstata para el tratamiento quirúrgico de la hiperplasia benigna. Su objetivo es reducir estancia hospitalaria, tasa de sangrado y morbilidad. Presentamos una nueva forma de ablación prostática que, con una técnica similar a la resección convencional, permite incorporar las ventajas del láser diodo.
PACIENTE Y MÉTODO: Utilizamos un resectoscopio de 26Ch diseñado para adaptarse a la fibra XcavatorTM(Biolitec AG, Jena, Germany) con forma de pala. La vaina interna es rotatoria y permite un giro de 360º. Accionando el gatillo del resectoscopio, la fibra puede moverse hacia delante y atrás. El giro sectorial externo permite también su rotación. Además, puede separarse o aproximarse a la vaina para evitar su rotura o lesión de la lente. 
RESULTADOS: Trabajamos con una potencia entre 100 y 180W. Comenzamos coagulando la superficie prostática utilizando una potencia de 130W, procediendo después a la apertura del cuello. Posteriormente, se realiza la vaporización del tejido desde el cuello hacia el verumontanum, empleando una potencia de 150-180W. El láser diodo trabaja con una longitud de onda de 980nm que ofrece alta absorción tanto en contacto con agua como con hemoglobina, por lo que consigue buena hemostasia además de elevada tasa de ablación de tejido. En el caso de la fibra XcavatorTM, se sitúa en torno a los 4gr/min. Estas características hacen que el sangrado sea mínimo y que el tiempo quirúrgico se asemeje a la RTU prostática estándar, por lo que es una excelente alternativa en pacientes antiagregados o con próstatas grandes. Cuando nos aproximamos al verumontanum y al esfínter, se debe reducir la potencia para evitar lesiones. También debe reducirse la potencia y aumentar distancia con el tejido, al aproximarnos a la cápsula o para coagular. Al final del procedimiento, la superficie prostática presenta mínimas irregularidades que desaparecerán en 2-5 semanas. 
CONCLUSIÓN: En nuestra experiencia, la técnica de laser-resección es un procedimiento seguro para el tratamiento mínimamente invasivo de la hipertrofia prostática benigna de elevado volumen. Fácil de aprender, con alta tasa de ablación de tejido y mínimo sangrado, así como óptimos resultados funcionales.
 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/mp4/V-3.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/webm/V-3.webm' type='video/webm'></video>