Crioterapia por retroperitoneoscopia: descripción de la técnica
Jose Antonio Bellido Petti; Arturo Dominguez Garcia; Jesus Muñoz Rodríguez; Naim Hannaoui Hadi; Jose Maria Abascal Junquera; Jose Mª Banus Gasol
Instituto Catalan de Urologia y Nefrologia . Icun
LXXIX Congreso nacional de Urología, Tenerife, 2014
Visto 151 veces.

Introducción.La crioterapia es una técnica ablativa, mínimamente invasiva, que presenta buenos resultados oncológicos a medio plazo y que se plantea como una alternativa a la cirugía en casos seleccionados aportando una mejora de la preservación de la función renal.  Está indicada en tumores renales periféricos, bien circunscritos de tamaño menor de 4 cm, en pacientes añosos o con comorbilidad, monorrenos, insuficiencia renal, tumores renales múltiples y/o bilaterales y tumores de riñón trasplantado. El abordaje retroperitoneal laparoscópico está indicado en lesiones situadas en la cara dorsal renal.

Presentamos la técnica quirúrgica de crioterapia renal laparoscópica por retroperitoneoscopia.

Técnica quirúrgica.Todas las intervenciones fueron realidas con anestesia general en decúbito lateral. Tras colocación de un trocar de 10 mm y 2 ó 3  trocares de 5 mm , se crea el   espacio retroperitoneal con globo de Gaur auto confeccionado . Se diseca la fascia de Gerota siendo el riñón completamente liberado de la fascia perirrenal, lo que facilita la visión directa del tumor. Previamente a la realización de la congelación se toman una o dos biopsias tumorales con Trucut® (18G)

Para la crioablación se utilizaron criosondas de 1.5mm (Galil Medical SeedNet TM) que fueron insertadas de forma percutánea bajo control endoscópico. 

El proceso se produce por un doble ciclo de congelación. Se emplea líquido argón a alta presión para la congelación y gas Helio para a descongelación. La temperatura en el tumor es medida a través de las termosondas, alcanzando temperaturas menores de        -70 grados centígrados . La formación de la bola de congelación fue monitorizada visualmente, controlando que tuviera un margen de seguridad aproximado de 1 cm. Se inicia el ciclo de calentamiento , culminando cuando se pueden movilizar las termosondas . Se realiza una mínima movilización de las termosondas  para la realización del segundo ciclo. Tras la descongelación del segundo ciclo, se comprueba hemostasia bajo visión directa y se coloca drenaje.

Conclusión:La crióterapia renal por retroperitoneoscopia es una técnica ablativa eficaz y segura para el tratamiento de tumores periféricos menores a 4 cm, que requieren experiencia en la cirugía laparoscopica y en el abordaje retroperitoneal.  Nuestra experiencia después de un promedio de 11 meses de seguimiento así lo demuestran.

 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/mp4/V-52.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/webm/V-52.webm' type='video/webm'></video>