Nefrectomía parcial laparoscópica con clampaje arterial selectivo y control intraoperatorio con ecografía doppler.
Del Pozo Jiménez, G.; Subirá Ríos, D.; Bueno Chomón, G.; Moralejo Gárate, M; Ogaya Piniés, G.; Aragón Chamizo, J.; Mendoza Segura, Y.; Carrasco Muñoz, S*.; Prieto Sánchez, M*.; Hernández Fernández, C
Servicio de Urología y Radiodiagnóstico*. Hospital Universitario Gregorio Marañón.
LXXIX Congreso nacional de Urología, Tenerife, 2014
Visto 189 veces.

INTRODUCCIÓN: La nefrectomía parcial (NP) es tratamiento de elección en tumores T1, demostrando un adecuado control oncológico asociado a conservación del parénquima renal. El principal reto de la NP laparoscópica es conciliar las ventajas de esta cirugía mínimamente invasiva con una disminución del tiempo de isquemia (TI) que minimice los efectos deletéreos sobre la función renal residual. Para ello, proponemos el clampaje arterial selectivo tumoral en el siguiente video.

MATERIAL Y MÉTODOS: Presentamos una mujer de 51 años en seguimiento por microlitiasis renales, que en ecografía se objetiva una lesión renal sólida, estando asintomática desde el punto de vista urológico. Se realiza reconstrucción vascular con tomografía, confirmándose un nódulo hipervascular endofítico de 20 milímetros en polo superior renal derecho.

            Se decide realizar ante los hallazgos, una NP laparoscópica transperitoneal, objetivándose en la disección del hilio renal una vena renal única con una arteria principal que se divide en dos ramas en el seno, con disección de la rama superior en otras dos ramas, siendo éstas las responsables de la irrigación tumoral, comprobándose por ecografía doppler y clampándose dichas arterias selectivas con bulldog de microcirugía. Se realiza posteriormente NP del tumor, según técnica habitual, con sutura continua reabsorbible del lecho medular y parénquima renal, usando Floseal como material hemostático.

RESULTADOS: No existieron complicaciones intraquirúgicas con TI cero y tiempo quirúrgico de 240 minutos. El tiempo de ingreso fue de seis días, con pico febril a las 24 horas con buena respuesta a antibioterapia, retirándose el drenaje a las 48 horas. No presentó complicaciones tardías con mantenimiento de función renal. La anatomía patológica fue compatible con carcinoma de células claras pT1 grado 2 de Fuhrman, con márgenes quirúrgicos libres.

CONCLUSIONES: Según nuestra experiencia, la NP con clampaje arterial selectivo es factible sin aumentar las complicaciones en la práctica clínica, minimizando el daño intraoperatorio del TI y mejorando la función renal postoperatoria comparado con el clampaje de arteria renal principal. Una planificación quirúrgica mediante reconstrucción radiológica de la vascularización renal y la ecografía intraoperatoria son claves a la hora de realizar una cirugía conservadora con clampaje selectivo.

PALABRAS CLAVE: clampaje selectivo, nefrectomía

 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/mp4/V-58.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/webm/V-58.webm' type='video/webm'></video>