Uretroplastia Término-Terminal: "Técnicas de avance"
J. Castiñeiras; E. Romero; R. Sáez; A. Cuaresma; A. Ramírez Zambrana
Servicio de Urología. H.U. Virgen Macarena. Departamento de Cirugía. Universidad de Sevilla.
LXXIX Congreso nacional de Urología, Tenerife, 2014
Visto 419086 veces.

La escisión del segmento de uretra patológico y de la espongiofibrosis asociada seguida de la aproximación de los bordes, para la realización de una anastomosis primaria, es una opción de reconstrucción bien tolerada. Los datos publicados en la literatura especializada demuestran los buenos resultados logrados en las estenosis de la uretra bulbar y bulbo membranosa, de longitud corta y en pacientes con una fibrosis limitada.
Con una adecuada selección se pueden obtener unos buenos resultados de hasta el 95 %. El fracaso de este método fiable se debe a la escisión insuficiente de la estenosis uretral y a la inmovilización incompleta de la uretra, que conlleva una tensión excesiva en la anastomosis.
La escisión de la estenosis con anastomosis primaria (EEAP) ha tenido distintas épocas. El primero en realizar este procedimiento fue Heusner, en 1883, y su resultados fueron muy desfavorables. En 1908, Watson y Cunningham llevaron a cabo esta técnica en quince pacientes.
Después de un año de seguimiento los resultados fueron satisfactorios en cinco de ellos. En 1912, Marion, y, diez años mas tarde, en 1922, Heitz-Boyer, llevan a cabo una escisión del segmento uretra/lesionado y anastomosis término-terminal, con una cistostomía suprapúbica asociada. Con la realización de esta derivación comprobaron que sus resultados habían mejorado.
En el presente video hacemos referencia y analizamos las denominadas "Técnicas de avance en la uretrorráfia" (Anastomosis Termino-Terminal) tras la escisión del segmento patológico. Estas técnicas están apoyadas en cuatro procedimientos: 1.- La amplia disección y movilización de la uretra distal a la estenosis. 2.- La separación de los cuerpos cevernosos. 3.- La pubectomía parcial, y, 4.- La transposición de la uretra por detrás de uno de los cuerpos cavernosos.
Nuestra experiencia en la clínica y en el cadáver nos permite respaldar los dos primeros procedimientos de avance (La disección de la uretra a nivel distal y la separación de los cuerpos cevernosos). Con estas maniobras se consiguen aproximadamente 3-4 cm (De 1.5 -2 cm con cada una de ellas). En relación con el tercer procedimiento de "avance", la pubectomía parcial, hemos podido demostrar en el cadáver que no es viable. Para que este procedimiento fuera efectivo, y con ello "avanzáramos" los 2 cm a los que se hace referencia en algunos artículos, en el transcurso de la sección del pubis se lesionaría el esfínter estriado externo. El cuarto procedimiento, la transposición retrocrural de la uretra, esta aceptado que no aporta avance alguno.
La evaluación de los pacientes apropiados para la escisión de la estenosis con anastomosis primaria requiere una evaluación completa con exploración física, endoscópica y estudios radiológicos.
El arqueamiento natural de la uretra bulbar y su separación de los cuerpos cavernosos cuando se dividen en el periné permite una uretrectomía segmentaría con una suficiente movilización.
Para que la reparación tenga buenos resultados es necesario la escisión completa del tejido lesionado (La espongiofibrosis y el segmento uretral estenosado).
Las consideraciones anatómicas a la hora de llevar a cabo una escisión de la estenosis con anastomosis primaria están basadas en la naturaleza de la estenosis y en las características anatómicas de la uretra. La longitud de la uretra es relativamente constante en el segmento peneano. En la uretra bulbar no existe esta limitación.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/mp4/V-123.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2014/webm/V-123.webm' type='video/webm'></video>