Abordaje laparoscópico para la resolución de las fístulas vesico-vaginales, vesico-rectales y vesico-uterinas: Sistematización en la técnica.
Casasayas Carles, P.; Briones Mardones, G.; Costas Ochoa, S.; Lago Escudero, Y.; Real Colomer, J.; Fuentes Marquez, I.; Gutiérrez Sanz-Gadea, C.
Hospital de Son Llàtzer. Palma de Mallorca
LXXXI Congreso nacional de Urología, Toledo, 2016
Visto 407184 veces.

Introducción: Las fístulas urinarias son complicaciones infrecuentes pero limitantes para los pacientes. Se han descrito múltiples técnicas y vías de abordaje para la resolución de las fístulas: vía transvaginal, transrectal, perineal, abdominal extra o transvesical con distintas tasas de éxito y diferentes grados de invasividad.

Presentamos la sistematización técnica laparoscópica transperitoneal en la reparación de fístulas vesico-vaginales, vesico-rectales y vesico-uterinas.

Métodos: Presentamos dos casos descriptivos, uno de fístula vesico-rectal y un caso de fístula vesico-vaginal en los que describimos la técnica de reparación quirúrgica laparoscópica.

1) Cateterización endoscópica de los uréteres y del trayecto fistuloso en función del caso.

2) Acceso laparoscópico transperitoneal.

3) Apertura vesical longitudinal hasta el trayecto fistuloso.

4) Disección y extirpación del tejido fibroso.

5) Cierre vaginal, rectal o uterino.

6) Interposición de peritoneo enlos dos casos presentados.

7) Cierre vesical.

8) Cateterismo vesical 4 semanas aproximadamente.

Resultados: Entre 2007 y 2015 hemos reparado un total de 8 fístulas vía laparoscópica transperitoneal transvesical: 4 vesico-vaginales, 2 vesico-rectales y 2 vesico-uterinas. La edad media en el momento de la intervención fue 51 años. El tiempo medio hasta la intervención fue de 10 meses. La mediana de tiempo quirúrgico fue de 180 minutos (150-310). El tejido que se interpuso fue epiplón en 4 casos y peritoneo en otros 4. La estancia media fue de 4.8 días. No hubo complicaciones a excepción de dos infecciones del tracto urinario y 2 ingresos por pielonefritis en el primer mes postoperatorio. Con una media de seguimiento de 20 meses no ha habido recurrencias.

Conclusión: La reparación laparoscópica de fístulas urinarias con interposición de epiplón o peritoneo es una técnica segura, eficaz y reproducible por cirujanos experimentados. Con la estandarización de la técnica se pueden reducir los tiempos quirúrgicos y mejorar los resultados.

 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/mp4/V-941.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/webm/V-941.webm' type='video/webm'></video>