Abordaje laparoscópico de la patología gineoncológica: la experiencia del urólogo
González Dacal, J.A.; Ruibal Moldes, M; Vidal Hernández, R*; Aparicio,I*; Zarraonandía Andraca, A; Rodríguez Nuñez, H
Servicio de Urología y Servicio de Ginecología*. Complexo Hospitalario Universitario de Pontevedra
LXXXI Congreso nacional de Urología, Toledo, 2016
Visto 179 veces.

INTRODUCCIÓN

La experiencia laparoscópica y el conocimiento amplio del urólogo de la anatomía retroperitoneal y manejo de grandes vasos lo convierte en un cirujano con aptitudes quirúrgicas de poder abordar la patología gineoncológica.

Presentamos una cirugía que consiste en la realización de histerectomía con salpingooferectomía y linfadenectomía  pélvica y aortocava.

 

MATERIAL Y MÉTODOS

La paciente es colocada en posición de Trendelemburg; colocación de 4 trócares, uno óptico supraumbilical, dos trócares de 12 y 5 mm en hemiabdomen izquierdo y otro de 5 mm en fosa ilíaca derecha.

Comenzamos la cirugía con la realización de la histerectomía y salipongooferectomía, terminando con la extracción de la pieza por vagina y su cierre 

A continuación se realiza la linfadenectomía pélvica abarcando la región iliaca obturatriz.

La linfadenectomía pélvica/paraaórtica es la piedra angular del proceso de estadificación quirúrgica, de obligada realización en el cáncer de ovario y en el de endometrio siempre dentro de unos límites claramente definidos.

Para el abordaje laparoscópico de los ganglios retroperitoneales paraórticos deben trasladarse los monitores a la cabeza de la paciente y el cirujano en posición caudal.

Una disección completa debe incluir la disección quirúrgica de los espacios:

-Espacio lateral entre uréter y vena cava hasta la vena ovárica.

-Compartimiento medio desde la arteria ilíaca primitiva y la bifurcación aórtica hasta la arteria mesentérica inferior.

-Compartimiento craneal, alcanzando la altura de la vena renal derecha.

 

RESULTADOS:

El tiempo quirúrgico total fue de 200 minutos, con una estancia hospitalaria de 48 horas, sin complicaciones postoperatorias.

El resultado anatomopatológico fue de Adenocarcinoma de endometrio, con presencias de 28 ganglios pélvicos libres de afectación neoplásica, 22 ganglios de la linfadenctomía aorto-cava libres de tumor (pT1b N0, estadio  FIGO IB).

 

CONCLUSIONES:

Las técnicas laparoscópicas permiten llevar a cabo la histerectomía y la estadificación ganglionar con resultados equiparables, en términos de eficacia y seguridad, a los de la cirugía convencional con una minimización de la morbilidad y la ventaja añadida de una recuperación posquirúrgica más rápida.

El urólogo con su conocimiento de la anatomía retroperitoneal y su experiencia en el abordaje laparoscópico puede tener un papel importante en la patología gineoncológica.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/mp4/T-2013.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/webm/T-2013.webm' type='video/webm'></video>