Uretroplastia terminoterminal modificada con preservación bulbar
Martínez-Piñeiro, L; Sánchez Gómez, J; Alcojor, I; Cogorno Wasylkowski, L; Díez Rodríguez, J; Ríos González, E
Sección de Urología, Hospital Universitario Infanta Sofía, Madrid.
LXXXI Congreso nacional de Urología, Toledo, 2016
Visto 424251 veces.

INTRODUCCIÓN:

Presentamos el caso de un varón de 54 años con estenosis de uretra bulbomembranosa de etiología traumática. Sufrió un accidente de tráfico con 18 años y desarrolló una estenosis de uretra bulbomembranosa que fue tratada con dilataciones durante 4 meses. Un año y medio antes de consultarnos, había comenzado con dificultad miccional y había sido sometido, pocos meses después, a una uretrotomía interna. Acude a nuestra consulta por persistencia de un chorro miccional flojo, objetivándose en la flujometría un flujo máximo de 5 cc/seg. En las uretrografías practicadas se observa una estenosis de uretra bulbomembranosa bastante cerrada, de aproximadamente 1 cm de longitud.

OBJETIVOS:

En este paciente decidimos realizar una uretroplastia terminoterminal modificada con preservación del bulbo, debido a que la estenosis era bastante corta. La existencia probable de espongiofibrosis nos hizo desechar la idea de intentar una técnica tipo Heineke-Mikulicz.

La posibilidad de poder preservar el bulbo uretral y no seccionar completamente la uretra, evita la necesidad de seccionar el tendón central del periné y permite realizar la disección uretral únicamente por su cara dorsal, tratando de no dañar las arterias bulbares.

MATERIAL Y METODOS:

El abordaje quirúrgico lo realizamos por una incisión perineal media. La uretra bulbar la separamos completamente de los cuerpos cavernosos, pero no seccionamos el tendón central del periné. La uretra membranosa la disecamos y exponemos en su cara dorsal y tratamos de evitar la sección de las arterias bulbares. En este caso fue necesaria la separación de las raíces de los cuerpos cavernosos para mejorar la exposición de la uretra bulbomembranosa. Una vez localizada la estenosis con una sonda o un Beniqué, realizamos una incisión transversal de la uretra estenosada. Una vez seccionada totalmente la mucosa uretral, damos un punto de tracción al cabo uretral y procedemos a la disección de la uretra dentro del esponjoso uretral. Dicha disección intraesponjosa debe ser lo suficiente para permitir resecar la parte estenótica de la uretra y poderla espatular. La anastomosis terminoterminal espatulada la realizamos en monoplano con puntos sueltos de vicryl 4/0, que solo incluyen la mucosa uretral y una pequeña cantidad de esponjoso periuretral. Tras finalizar la anastomosis de la mucosa uretral, procedemos al cierre del tejido esponjoso del bulbo en un segundo plano con sutura continua absorbible.

RESULTADOS:

Un año tras la cirugía el paciente se encuentra asintomático, con un flujo máximo de 24 cc/seg.

La mayor ventaja de esta técnica es que se obvia la necesidad de tener que separar el bulbo de la cara anterior del recto y que teóricamente disminuye la posibilidad de dañar las arterias bulbares.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/mp4/V-838.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/webm/V-838.webm' type='video/webm'></video>