Ureteroscopia flexible anterógrada percutánea combinada con Microperc en paciente con ureterosigmoidostomía y litiasis ureteral impactada: utilidad del endoscopio desechable Flexor®Vue
Ramon de Fata Chillón, F.; Diego García, V.; Meilán Hernández, E.; Redondo Redondo, C.; Mateo Martínez, E.; Romero Cagigal, I.
Servicio de Urología, Hospital Universitario de Getafe, Madrid.
LXXXI Congreso nacional de Urología, Toledo, 2016
Visto 2 veces.

Introducción: La ureteroscopia flexible percutánea anterógrada es una opción de tratamiento de la litiasis ureteral cuando el acceso retrógrado no es posible. Utilizamos un endoscopio flexible desechable para resolver una litiasis ureteral impactada en un paciente con derivación urinaria (ureterosigmoidostomía). Ante una eventual sospecha de resto litiásico migrado a un cáliz no accesible,  se realiza mínimo acceso percutáneo con Microperc 3,8F de “fabricación casera”.

Material y Métodos: Paciente varón de 68 años intervenido en otro centro en 2002 por carcinoma urotelial músculo invasivo, mediante cistectomía radical,  ureterosigmoidostomía (Mainz II) y quimioterapia adyuvante. Precisa derivación urinaria urgente mediante nefrostomía percutánea por sepsis urinaria (Klebsiella pneumoniae BLEE), secundaria a litiasis cálcica de 13 mm impactada en uréter proximal izquierdo. Tras cobertura antibiótica de amplio espectro, se realiza de forma diferida ureteroscopia flexible anterógrada en posición supino, con endoscopio flexible desechable Flexor®VueTM (Cook Medical) 15/9 F x 45 cm (deflexión 180º), fibra óptica reutilizable de 3F x 150 cm. Movilizamos la litiasis impactada con cesta de nitinol 1,9F, fragmentación con láser Ho:YAG y extracción. Al finalizar el procedimiento, se aprecia un defecto de repleción en el GCM en la pielografía anterógrada, sugestivo de resto litiásico migrado, no accesible con instrumental flexible. Utilizando la óptica de 1 mm a través de una aguja Chiba 18G y el conector de 3 vías, se realiza punción del GCM bajo control fluoroscópico y visión directa (Microperc 3,8F), comprobándose pequeño coágulo y ausencia de litiasis.

Resultados:  el paciente fue dado de alta a las 48 horas, sin complicaciones, tiempo quirúrgico 110 minutos. Utilizamos un Foley 14F a modo de nefrostomía intubando el uréter medio, que se retiró en 24 horas. En la ecografía y Rx realizadas antes del alta hospitalaria no se aprecian restos litiásicos.

Conclusiones: la ureteroscopia flexible anterógrada es un procedimiento seguro en litiasis ureteral impactada cuando el acceso retrógrado no es posible.  La utilización de instrumental desechable  puede alargar la vida media del ureteroscopio flexible convencional en situaciones especiales. La fibra óptica reutilizable puede ser adaptada a una aguja de punción (Microperc), éste recurso permite el acceso percutáneo, sin morbilidad adicional, en situaciones anatómicas adversas.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/mp4/V-908.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2016/webm/V-908.webm' type='video/webm'></video>