Trasplante renal en un receptor con un bypass aorto-bifemoral
Lara Isla, A.; Medina Polo, J.; Tejido Sánchez, Á.; Rodríguez De La Calle, J.; Benítez Sala, R.; Sopeña Sutil, R.; Alonso Isa, M.; Gil Moradillo, J.; Justo Quintas, J.; De La Rosa Kehrmann, F.; Pamplona Casamayor, M.; Rodríguez Antolín, A.; Duarte Ojeda,
Hospital Universitario 12 de Octubre, Madrid, España.
LXXXII Congreso nacional de Urología, Sevilla, 2017
Visto 180 veces.

INTRODUCCIÓN

En pacientes en insuficiencia renal candidatos a trasplante renal es frecuente la existencia de importante arteriosclerosis. Desde el punto de vista técnico, una intensa arteriosclerosis a nivel iliaco puede contraindicar la realización del trasplante. Por otro lado, los pacientes con arteriosclerosis grave que reciben un trasplante renal muestran peores resultados funcionales. Sin embargo, el trasplante renal muestra mejores resultados en cuanto a morbilidad, mortalidad, calidad de vida y es costo efectivo en comparación con la diálisis.

El bypass aorto-bifemoral se realiza en pacientes con arteriosclerosis grave a nivel de la aorta infrarrenal y los vasos iliacos. El bypass aorto-bifemoral puede constituir un reto para la realización de un trasplante renal.

MATERIAL y MÉTODOS

Presentamos el caso clínico de un paciente sometido a un trasplante renal sobre un bypass aorto-bifemoral.

RESULTADOS

Se realiza un trasplante renal en un varón de 54 años con insuficencia renal crónica secundaria a nefropatía hipertensiva. El paciente ha recibido tratamiento con dialisis durante 35 meses. Como antecedentes personales, destaca la realización de un bypass aorto-bifemoral en 2012.

El injerto trasplantado es donado por un varón de 63 años fallecido por un accidente cerebrovascular. Se realiza anastomosis venosa de la vena renal a la vena iliaca externa con dos suturas continuas no absorbibles. Se diseca el bypass aorto-bifemoral y se abre la cápsula fibrótica que lo recubre y posteriormente se lleva a cabo la anastomosis de la arteria renal con dos suturas continuas no-absorbibles de 6/0. El implante ureteral se realiza a la vejiga mediante una técnica extravesical.

En el periodo postquirúrgico no existen complicaciones. Con un seguimiento de 9 meses, el injerto tiene una buena función con unos valores de creatinina sérica por debajo de 1,5mg/dl.

CONCLUSIONES

La arteriosclerosis iliaca o un bypass aorto-bifemoral no son contraindicaciones para realizar un trasplante renal Es preciso tener presenta que una anatomía vascular complejo y arteriosclerosis avanzada, pueden relacionarse con peores resultados funcionales. Sin embargo, los pacientes con enfermedad arteriosclerótica grave o cirugía vascular a nivel iliaco requieren una evaluación vascular exhaustiva y pueden considerarse candidatos para realizar un trasplante renal.

Palabras clave: trasplante renal, arteriosclerosis, cirugía

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/mp4/V-1027.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/webm/V-1027.webm' type='video/webm'></video>