Nefrectomía parcial laparoscópica, en modelo porcino, mediante nuevo dispositivo asistido por radiofrecuencia
SUBIRÁ RÍOS, J; BLASCO BELTRÁN, B; SANCHEZ ZALABARDO, JM; HIJAZO CONEJOS, I; NAVARRO GONZALO, A; BURDIO, F; GÜEMES SÁNCHEZ, A; RUFAS,M; GONZALEZ INGLÁN,A; CRUZ,I; MOROS,M; BURDIO,JM; SOUSA DOMINGUEZ, R; BERJANO, E; LOZANO MANTECÓN, R; VALDIVIA URÍA, JG
HOSPITAL CLÍNICO UNIVERSITARIO LOZANO BLESA. UNIVERSIDAD DE ZARAGOZA
LXXIII Congreso nacional de Urología, Barcelona, 2008
Premio Joaquín Albarrán 2008.
Visto 172 veces.

Tercer premio Joaquín Albarrán 2008

INTRODUCCIÓN:

La  herramienta quirúrgica idónea para la realización de una nefrectomía parcial laparoscópica (NPL) es aquella que fuese capaz de realizar sección, hemostasia y sellado de vías urinarias, sin oclusión vascular y sin necesidad de dar puntos de sutura  y consiguiendo una reducción del tiempo operatorio.

Hay descrito un dispositivo-electrodo asistido por radiofrecuencia (DR) con demostrada eficacia para la sección hepática en modelo porcino, proporcionando corte y coagulación simultanea.

Se plantea la aplicación de este electrodo en el riñón para la realización de la nefrectomia parcial vía laparoscópica.

 

MÉTODO:

Se realizan sobre modelo porcino NPL izquierda de polo inferior sin oclusión vascular y sin utilizar puntos de sutura. A los 17 días de la intervención se procedió a la necropsia para estudio histológico mediante NADH (vitalidad renal).

Se recogen datos sobre el tiempo operatorio, pérdida sanguínea y presencia de fuga urinaria con inyección de azul de metileno y viabilidad del riñon intervenido.

El dispositivo consta de un electrodo en cuyo interior se encuentran 2 canales, uno para la entrada de suero frío (0º) y otro de salida de suero caliente permitiendo así la refrigeración del electrodo sin pérdida

de suero sobre el campo operatorio. En la punta del electrodo hay un filo de bisturí para sección del tejido previamente coagulado.

 

RESULTADOS:

La intervención tuvo una duración de 20 minutos con 6 minutos para la sección del polo renal ( 3cm x 3,5 x 2cm) con apertura de vía urinaria y con mínima pérdida sanguinea.

El postoperatorio transcurrió sin incidencias.

Tras la necropsia se realiza test azul de metileno sin fuga de colorante.

El riñón intervenido permanece intacto macro y microscópicamente con vitalidad comprobada mediante test de NADH, con borde de necrosis de 1 cm.

 

CONCLUSIONES:

Se observa que este sistema ofrece la posibilidad de realizar NPL sin oclusión vascular con mínima pérdida sanguínea, facilitando la realización de esta técnica con bajo tiempo operatorio, sin repercutir en el riñón restante y sin fuga urinaria.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/premios/mp4/20083.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/premios/webm/20083.webm' type='video/webm'></video>