Reimplante ureteral laparoscópico como solución a estenosis ureteral en riñón trasplantado
Ramos Barseló, E; Calleja Hermosa, P; Domínguez Esteban, M; Ballestero Diego, R; Fuentes Pastor, J; Carrión Ballardo, Cj; Velilla Díez, G; Herrero Blanco, E; Varea Malo, R; Gutiérrez Baños, Jl
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, Santander (Cantabria)
LXXXII Congreso nacional de Urología, Sevilla, 2017
Visto 330 veces.

INTRODUCCIÓN

La estenosis ureteral aparece en un 1-9% de los trasplantes renales según las diferentes series de la  literatura. La estenosis tardía (más de un mes tras la intervención) se relaciona con isquemia ureteral, fibrosis periureteral o infecciones locales entre otras. Habitualmente, se presenta como una dilatación de la vía urinaria acompañada de un grado variable de deterioro de la función renal, que obligan en la mayoría de los casos a una derivación urinaria como manejo inicial (ya sea mediante catéter doble J o nefrostomía). 

Posteriormente, existen varias opciones quirúrgicas para el tratamiento de la estenosis, desde técnicas endoscópicas (dilatación con balón, ureterotomía endoscópica) a cirugías abiertas o laparoscópicas más complejas.  

El objetivo de este video es mostrar el tratamiento de una estenosis ureteral de injerto renal mediante un abordaje laparoscópico.

MATERIAL Y MÉTODOS

Presentamos el caso de varón de 39 años diabético tipo I al que se le realiza un trasplante páncreas - riñón. Varios meses después de la intervención, se produce un deterioro importante de la función renal requiriendo la colocación de una nefrostomía en el injerto. Mediante pielografía descendente, se evidencia una estenosis en uréter yuxtavesical de 2.5 cms, por lo que se plantea un reimplante ureteral del injerto mediante vía laparoscópica. 

RESULTADOS

Mostramos los pasos operatorios del reimplante ureteral de injerto renal, dificultado en este caso por el escaso remanente ureteral viable para el reimplante.

No hubo complicaciones intraoperatorias. La nefrostomía fue retirada en el mismo acto quirúrgico. El drenaje se retiró a los 4 días y se mantuvo catéter doble J al alta. Actualmente el paciente presenta una función renal estable y un adecuado control glucémico. 

CONCLUSIONES

La estenosis ureteral es una complicación relativamente frecuente tras el trasplante renal.  La corrección laparoscópica de la estenosis ureteral en injerto renal es una técnica factible que disminuye el trauma quirúrgico frente a la cirugía abierta. Con una corrección temprana, se puede evitar el daño sobre el injerto renal.  

PALABRAS CLAVE

Estenosis ureteral

Trasplante renal

Laparoscopia

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/mp4/V-1019.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/webm/V-1019.webm' type='video/webm'></video>