Ureterectomía segmentaria izquierda guiada por ecografía laparoscópica intraoperatoria
Rodríguez Alonso, A; Abeijón Piñeiro, C; Mosquera Seoane, T; Pereira Beceiro, J; Rey Rey, J; Freire Calvo, J; González Blanco, A; Bonelli Martín, C; Rodríguez Souto, P; León Mata, J; Molinos Mayo, J; Lojo Romero, J
Servicio de Urología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol
LXXXII Congreso nacional de Urología, Sevilla, 2017
Visto 7 veces.

Introducción: El tratamiento conservador de la neoplasia ureteral mediante abordaje laparoscópico, se ve limitado por la dificultad de determinar la localización exacta de la neoplasia, cuando la pared ureteral está íntegra. Otra de las limitaciones es la eventual siembra de células neoplásicas en carcinomas uroteliales de alto grado.

Material y métodos: Mujer de 72 años con ectasia pieloureteral izquierda de larga evolución, detectada en urografía intravenosa, a la que se propuso ureteroscopia, que rechazó. Años más tarde consulta por dolor en flanco izquierdo. En UroTC se observa ureterohidronefrosis izquierda secundaria a neoplasia en uréter ilíaco izquierdo, con citología negativa. Mediante ureteroscopia, se identifica una lesión papilar (neoplasia urotelial de bajo potencial de malignidad).

Con este diagnóstico se decide realizar una ureterectomía segmentaria izquierda con control ecográfico intraoperatorio laparoscópico.

Técnica quirúrgica: 1º Decúbito lateral derecho; 2º Acceso abdominal con trócar pararrectal izquierdo, 3 trócares de trabajo; 3º Disección de parietocólico izquierdo hasta identificación del uréter ilíaco; 4º Liberación amplia del uréter en sentido craneal y caudal al cruce ilíaco; 5º Identificación de la neoplasia ureteral y definición de los límites de la misma, mediante sonda ecográfica laparoscópica; 6º Aislamiento de segmento ureteral mediante Hem-o-lock® proximal y distal a la neoplasia, con posterior sección del uréter; 7º Anastomosis urétero-ureteral con sutura discontinua trenzada de 4/0 y catéter doble J; 8º Cierre de puertos tras comprobación hemostática.

El tiempo de neumoperitoneo fue de 120 minutos y el sangrado <50 ml. El postoperatorio transcurrió sin complicaciones, siendo alta a los 2 días, retirando el catéter doble J tras 4 semanas.

El estudio anatomopatológico confirmó una neoplasia papilar de bajo potencial de malignidad, de 25 mm, con márgenes libres de tumor.

Seis meses tras el alta, se encuentra asintomática y en UroTC de control se comprueba la ausencia de lesiones ureterales y la completa resolución de la ureterohidronefrosis.

Conclusiones: La ureterectomía segmentaria laparoscópica puede ser una alternativa para el tratamiento de las neoplasias de bajo grado de malignidad, localizadas en el uréter ilíaco. La dificultad para determinar la localización exacta de una neoplasia ureteral puede ser salvada empleando ecografía laparoscópica intraoperatoria.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/mp4/T-2004.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/webm/T-2004.webm' type='video/webm'></video>