Tumorectomía laparoscópica de neoplasia renal T1b de elevada complejidad
Rodríguez Alonso, A; Mosquera Seoane, T; Abeijón Piñeiro, C; Rey Rey, J; Freire Calvo, J; Pereira Beceiro, J; González Blanco, A; Bonelli Martín, C; Rodríguez Souto, P; León Mata, J; Molinos Mayo, J; Lojo Romero, J
Servicio de Urología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol
LXXXII Congreso nacional de Urología, Sevilla, 2017
Visto 6 veces.

Introducción: La nefrectomía parcial es el tratamiento de elección de los tumores cT1a y cT1b, siempre que sea factible. Las clasificaciones R.E.N.A.L y P.A.D.U.A gradúan la complejidad de los tumores renales en función de la probabilidad de complicaciones. Los tumores con una puntuación ≥10 en las clasificaciones R.E.N.A.L o P.A.D.U.A, se consideran de elevada complejidad, situándose al límite entre la nefrectomía radical y parcial.

Material y métodos: Paciente varón de 62 años, con hallazgo incidental de TC, de masa renal derecha de 5,5 cm, en tercio medio/inferior, valva posterior, medial en contorno renal, componente endofítico >50%, con afectación del seno renal, desplazamiento de vía urinaria y contacto con vasos renales principales y secundarios. Puntuación R.E.N.A.L: 10, P.A.D.U.A: 12

Con este diagnóstico, se propone tumorectomía laparoscópica transperitoneal.

Técnica quirúrgica: 1º Decúbito lateral izquierdo; 2º Trócar óptico pararrectal derecho, infraumbilical, 3 trócares de trabajo y uno subxifoideo (retracción hepática); 3º Disección de pedículo renal, formado por una arteria y una vena, y control con vessel-loop®; 4º Disección de grasa perirrenal de hemirriñón inferior; 5º Disección meticulosa de estructuras vasculares y urinarias del hilio y seno renal; 6º Tracción cenital de grasa perirrenal, que se fija a pared abdominal anterior con seda, para suspender el polo inferior del riñón; 7º Clampaje arterial y un minuto después venoso, con bull-dog; 8º Tumorectomía con corte frío, dispositivo de sellado y Hem-o-lock® en vasos prominentes; 9º Sutura continua con hilo barbado apoyado en Hem-o-lock®; 10º Desclampaje arterial y venoso; 11º Comprobación hemostática mediante reducción de presión de neumoperitoneo durante 3 minutos; 12º Extracción de pieza y cierre de puertos.

El tiempo de neumoperitoneo fue de 120 minutos, con un tiempo de isquemia de 15 minutos y un sangrado de 200 ml. El postoperatorio transcurrió sin complicaciones, siendo alta a los 3 días.

El estudio anatomopatológico reveló un carcinoma de células claras de 57x32 mm, Fuhrman III, con márgenes libres.

Conclusiones: Los tumores renales de elevada complejidad, deben ser evaluados de forma individual, ya que algunos casos pueden ser tratados mediante cirugía conservadora de nefronas y beneficiarse de una eventual reducción de la morbi-mortalidad a largo plazo.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/mp4/T-2015.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/webm/T-2015.webm' type='video/webm'></video>