Tumores intrarrenales: nefrectomía parcial laparoscópica con apoyo ecográfico
Cepeda Delgado, M.; García Viña, A.; Amón Sesmero, J.H.; Poza Del Val, M.; Conde Redondo, M.C.; Miralles Ayuso, S.; Martínez-Sagarra Oceja, J.M.
Hospital Universitario Rio Hortega Valladolid.
LXXXII Congreso nacional de Urología, Sevilla, 2017
Visto 4 veces.

Introducción:

Los tumores renales en estadio localizado pueden ser correctamente tratados mediante cirugía conservadora de nefronas. El abordaje laparoscópico ha demostrado ser una técnica segura y válida comparada con la cirugía abierta. Sin embargo, la localización del tumor  por vía laparoscópica puede ser compleja en casos de escasa protrusión en la superficie renal.

El objetivo de este video es presentar la utilidad de la ecografía intraoperatoria para la localización de tumores endofíticos en la nefrectomía parcial laparoscópica.

Material y métodos:

Presentamos el caso de un varón de 41 años con diagnóstico incidental de masa renal. El estudio con TC muestra una lesión de 2,5 cm localizada a nivel del tercio inferior del riñón derecho, y otra de 3 cm en riñón izquierdo  a nivel de tercio superior en contacto con el seno renal, sugestivas de malignidad. Debido a la nula protrusión en la superficie renal, se decide utilizar ecografía intraoperatoria para localizar la lesión durante la cirugía

Técnica quirúrgica:

Realizamos la cirugía de forma convencional. Identificamos el uréter a nivel del polo inferior para no lesionarlo durante la disección renal. Identificamos y disecamos el pedículo renal. Liberamos al riñón de su grasa para  exponer el tumor en la posición más cómoda durante la tumorectomía. Utilizamos una sonda ecográfica laparoscópica que nos permite identificar la lesión y delimitarla. Clampamos la arteria renal con bulldog. Realizamos la tumorectomía con tijera y la renorrafia con una doble sutura continua barbada que fijamos con Hem-O-Lock en sus extremos. Se aprecia una correcta aproximación de los bordes del parénquima tras la renorrafia y la ausencia de sangrado.

Resultados:

El tiempo quirúrgico en ambos procedimientos  fue 130 y 140 minutos y el de isquemia 27 y 25 minutos, respectivamente. El sangrado intraoperatorio no sobrepasó los 300 cc. No se produjeron complicaciones intraoperatorias ni en el postoperatorio. La anatomía patológica reveló un carcinoma renal de células claras de 3 cm y 3,5 cm, grado 2 de Fuhrman, con bordes libres.

Conclusión:

La sonda ecográfica laparoscópica permite realizar cirugía preservadora de nefronas en los tumores intrarrenales con total seguridad.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/mp4/V-1090.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/2017/webm/V-1090.webm' type='video/webm'></video>