Nefrectomía derecha laparoscópica para donación renal
Gutiérrez Zurimendi, G.; Fernández Pereda, R.; Martínez González, B.; Antón Juanilla, M.; Iturregui del Pozo, A.M.; Estradé Suárez, O.J.; Aizcorbe Gómez, M.; Padilla Nieva, J.; García-Olaverri Rodríguez, J.; Arruza Echevarría, A.
Hospital Universitario Cruces, Barakaldo (Bizkaia)
XXVIII Reunión nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Córdoba, 2018
Visto 424268 veces.

INTRODUCCIÓN

En nuestro país alrededor del 85% de la actividad trasplantadora renal se realiza a partir de donante cadáver, pero este número no satisface todas las necesidades, por lo que se ha impulsado el trasplante de donante vivo para incrementar la disponibilidad de riñones garantizando la seguridad para donantes y receptores.
En toda donación renal debe realizarse una valoración prequirúrgica multidisciplinar tanto del donante como del receptor. A ser posible, se prefiere realizar nefrectomía izquierda para donación por la longitud de los vasos para el posterior trasplante. Sin embargo, hay que valorar la morfología y funcionalidad de ambos riñones para garantizar la mayor seguridad para el donante.

MATERIAL Y MÉTODOS

Presentamos el caso de una mujer de 54 años que decide someterse a una nefrectomía para donar a un familiar. Se realiza un TAC preoperatorio objetivándose un riñón derecho de menor tamaño que el izquierdo y que presenta dos venas. Ante la dismetría renal, se realiza una gammagrafía que confirma una menor función del riñón derecho frente al izquierdo (42.3% vs 57.7%), por lo que se decide finalmente realizar nefrectomía derecha para donación.

Durante la cirugía se objetiva un riñón derecho con una arteria y cuatro venas (2 principales y 2 secundarias), mayor número del objetivado en el TAC preoperatorio, lo que hace más complejo la nefrectomía y el trasplante posterior.

RESULTADOS

La cirugía transcurre sin incidencias y el riñón se extrae en buenas condiciones para la cirugía de banco y posterior trasplante renal, que finaliza con buen resultado pese a tratarse de un riñón derecho con variabilidad vascular importante.

El postoperatorio transcurre sin complicaciones y la paciente es dada de alta en 72h.

CONCLUSIONES

En este caso se representa la variabilidad anatómica de los vasos renales y la diferencia de hallazgos en pruebas de imagen preoperatorias y durante la cirugía, lo que puede dificultar la nefrectomía y posterior trasplante renal en los trasplantes de donante vivo.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/mp4/V-15.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/webm/V-15.webm' type='video/webm'></video>