SUPRARRENALECTOMÍA LAPAROSCÓPICA BILATERAL TRAS CISTECTOMÍA EN PACIENTE CON METÁSTASIS DE UN CARCINOMA UROTELIAL
Valverde Martínez Sebastián; Martín Hernández Mario; Grinard de León Edwin; Polo López Carlos; Prieto Nogal Sara; Rodríguez Cruz Isabel; Gallego Matey Angel; Gómez Tejeda Luis Miguel
Servicio de Urología. Complejo Asistencial de Ávila.
XXVIII Reunión nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Córdoba, 2018
Visto 424265 veces.

Introducción y objetivo:

Las glándulas suprarrenales son un sitio común de metástasis. En pacientes con antecedentes de una neoplasia maligna previa, más del 50% de las lesiones suprarrenales recién descubiertas son metastásicas. De todas formas, la metástasis suprarrenal de un carcinoma urotelial de vejiga es muy inusual, de hecho, su presentación bilateral sincrónica no se ha descrito en la literatura.  

Presentamos el abordaje laparoscópico adrenal bilateral de metástasis por carcinoma vesical en paciente cistectomizado.

Material y métodos:

Varón de 61 años en seguimiento tras cistectomía radical más derivación urinaria tipo Bricker hace 4 años por carcinoma urotelial de alto grado, estadio pT2R0 pN0 cM0. En los controles presenta clínica compatible con insuficiencia suprarrenal y crecimiento de ambas glándulas adrenales (derecha 40 x 25 mm e izquierda 38 x 21 mm). Tras estudio de imagen y biopsia se confirma la existencia de metástasis suprerrenales por carcinoma urotelial, por este motivo se realiza suprarrenalectomía laparoscópica bilateral.

Resultados:

El tiempo quirúrgico fue de 210 minutos, ingreso hospitalario de 4 días el cual cursó sin incidencias. La anatomía patológica se informó como: metástasis de carcinoma con morfología y perfil inmunohistoquímico congruente con carcinoma urotelial de alto grado, con extensión al tejido graso adyacente en suprarrenal derecha. Base del lecho tumoral derecho sin evidencia de malignidad.  

A los 9 meses meses el paciente presenta una recidiva a nivel del lecho de glándula adrenal derecha el cual es tratado con radioterapia y quimioterapia. Está pendiente de estudio de imagen de control a los 3 meses.

Conclusiones:

El carcinoma urotelial vesical infiltrante es una patología frecuente y con altas tasas de recidiva y mortalidad. La revisiones periódicas y estrechas nos permiten controlar a tiempo las recidivas locales y a distancia; y la cirugía laparoscópica es una técnica valida a la hora de decidir un tratamiento para dichas recidivas, añadiendo la menor morbilidad y complicaciones posibles.  

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/mp4/V-23.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/webm/V-23.webm' type='video/webm'></video>