Ureterocalicostomía: tratamiento de estenosis de la pelvis renal secundaria a pielolitectomía laparoscópica.
Ramón de Fata Chillón, F.; Alonso Dorrego, J.Mª.; Meilán Hernández, E.*; Castillón Vela, I.; Ríos González, E.; Cogorno Wasylkowski, L.; Hermida Gutiérrez, J.F.
Servicio de Urología. Hospital Universitario HM Torrelodones. Servicio de Urología. Hospital Universitario de Getafe*
XXVIII Reunión nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Córdoba, 2018
Visto 9 veces.

INTRODUCCIÓN

La ureterocalicostomía, un procedimiento quirúrgico descrito hace 60 años, combina las técnicas empleadas en la nefrectomía parcial y en la pieloplastia desmembrada. Está indicada en el tratamiento de la estenosis de la pelvis renal tras pielolitectomía y en algunos casos de pieloplastia fallida.

MATERIAL Y MÉTODOS

Varón de 40 años, diagnosticado de litiasis coraliforme derecha y litiasis pielocaliciales múltiples (3) izquierdas sintomáticas. Se realizó pielolitectomía laparoscópica derecha y colocación de catéter ureteral doble J izquierdo en otro centro. Ingresó por sepsis urinaria y deterioro de la función renal a los 2 meses de la intervención, que precisó derivación urinaria bilateral (nefrostomías percutáneas). Cuando acudió a nuestro centro, presentaba calcificación del catéter ureteral doble J izquierdo y las tres litiasis anteriormente descritas y una estenosis completa de pelvis renal-uréter proximal derecho. Tras cobertura antibiótica y de forma diferida, practicamos en un primer tiempo mini-nefrolitotomía percutánea izquierda y extracción anterógrada del catéter calcificado, con resolución de las litiasis. Comprobada una función relativa del riñón derecho del 37% y un cultivo de orina obtenido por nefrostomía sin crecimiento bacteriano, tres meses después realizamos ureterocalicostomía derecha.

RESULTADOS

El curso clínico postoperatorio transcurrió sin complicaciones, excepto transfusión de hemoderivados. Alta hospitalaria al 7º día. Pielografía anterógrada derecha a las 3 semanas, comprobándose paso de contraste a vejiga. Cierre y retirada de la nefrostomía un día después. Retirada de catéter ureteral doble J derecho a las 6 semanas. Urografía iv a los 3 meses: función renal conservada, no estenosis, ausencia de litiasis y paso adecuado de contraste en anastomosis uretero-calicial.

CONCLUSIONES

En estenosis largas y complejas del tracto urinario superior proximal, debe considerase la ureterocalicostomía como una opción para preservar la función renal, junto con el autotrasplante renal y la interposición de segmentos intestinales, permitiendo restablecer de forma más “fisiológica” la continuidad de la vía urinaria.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/mp4/V-55.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/webm/V-55.webm' type='video/webm'></video>