Tratamiento conservador del tumor de uréter.
Rivero Guerra, A.; Fernández Aparicio, T.; Barceló Bayonas, I.; Rosino Sánchez, A.; Pardo Martínez, A.; Muñoz Guillermo, V.; Jiménez Peralta, D.; Carrillo George, C.; Pietricica, B.N.; Izquierdo Morejón, E.; Romero Hoyuela, A.; Hita Villaplana, G.
Hospital Universitario J.M Morales Meseguer
XXVIII Reunión nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Córdoba, 2018
Visto 6 veces.

Introducción: El tratamiento estándar del tumor de vía urinaria superior sigue siendo la nefroureterectomía radical. Sin embargo, el avance de la tecnología en el campo de la Endourología ha permitido el tratamiento conservador de estos tumores en pacientes seleccionados. 

Caso: Varón de 85 años con con antecedentes personales de DM insulinizado, exfumador desde hace 13 años, trombocitosis esencial, miocardiopatía dilatada y enfermedad renal crónica.

Consulta por cuadro de hematuria macroscópica con RAO secundaria. En ecografía se objetiva masa vesical e hidronefrosis izquierda. En TC se objetiva neoformación vesical en trígono y fondo de 2.6x1.3cm con uropatía obstructiva izquierda y lesión ocupante de espacio en uréter distal derecho de 0.5x0.5x1.2cm, sin poder descartarse lesiones en uréter distal izquierdo.
 
Se coloca nefrostomía izquierda previo a la intervención.
 
Se coloca guía de nitinol retrógrada en uréter derecho y se realiza ureterorrenoscopia semirrígida hasta identificar neoformación ureteral. A través de ureterorrenoscopio semirrígido se introduce fibra láser de 500µmy se inicia fulguración de la lesión (1J, 10Hz, pulso largo). Se intenta no tocar directamente la lesión con la fibra para evitar sangrado. Se utiliza agua destilada como líquido de irrigación. Una vez finalizada la parte exofítica de la lesión, se realiza fulguración de la base tumoral. Se coloca catéter ureteral 4.8Ch a través de ureterorrenoscopio semirrígido.
 
No se tomaron biopsias de la neoformación ureteral ya que, en este caso, el pronóstico lo marca la neoplasia vesical.
 
Posteriormente, se coloca guía de nitinol a través de meato izquierdo destechado durante la RTU vesical previa. Se realiza ureterorrenoscopia exploradora de uréter izquierdo, entrando con doble guía. Se objetivan restos de coágulos (secundarios a nefrostomía), pero no se visualizan neoformaciones aparentes.
 
Conclusión: El tratamiento conservador del tumor de vía es una opción en pacientes de alto
riesgo quirúrgico para prevenir las complicaciones derivadas de la enfermedad.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/mp4/V-57.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/webm/V-57.webm' type='video/webm'></video>