Tratamiento conservador del tumor de vía mediante acceso percutáneo.
Rivero Guerra, A.; Fernández Aparicio, T.; Pietricica, B.N.; Barceló Bayonas, I.; Pardo Martínez, A.; Muñoz Guillermo, V.; Jiménez Peralta, D.; Carrillo George, C.; Izquierdo Morejón, E.; Rosino Sánchez, A.; Romero Hoyuela, A.; Hita Villaplana, G.
Hospital Universitario J.M Morales Meseguer
XXVIII Reunión nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Córdoba, 2018
Visto 3 veces.

Introducción: El tratamiento estándar del tumor de vía urinaria superior sigue siendo la nefroureterectomía radical. Sin embargo, la opción de tratamiento conservador está cada vez más contemplada en pacientes seleccionados. 

Caso: Varón de 87 años con antecedentes personales de HTA, exfumador desde hace más de 20 años y neoformación vesical TaG1 en 2012. 

Consulta por cuadro de hematuria macroscópica. En el estudio inicial se realiza cistoscopia y citologías que son negativas. En UroTC se objetiva tumoración en pelvis renal derecha de 18mm de diámetro máximo. 

Se realiza punción a través de caliz medio. Se pasa guía de seguridad anterógrada hacia el uréter. Dilatación del trayecto de punción y entrada con vaina de 18Ch. 

Se inicia fulguración con láser Holmium (1J, 10Hz, pulso largo), utilizando agua destilada como líquido de irrigación. Primero se fulguran las papilas más externas y posteriormente se busca y se desarrolla el plano de la base tumoral. El tumor queda seccionado por su base y libre dentro de la pelvis renal. Se extrae la lesión mediante cesta de nitinol y se toma biopsia con pinza fría de la base de la lesión. Se realiza hemostasia y se fulgura la base, los bordes de la lesión y un área aterciopelada sospechosa adyacente a la base. Esta última maniobra se realiza a baja presión (20cm H2O) para evitar perforaciones. Se coloca nefrostomía, que se deja abierda durante las primeras 24 horas tras la intervención. No se coloca catéter ureteral. 

El tiemo operatorio fue de 65 minutos. La nefrostomía se retiró y el paciente fue dado de alta a las 48 horas. 

El resultado anatomopatológico fue de carcinoma urotelial transicional de bajo grado con ausencia de signos de infiltración (pTa) y biopsia de la base libre de infiltración neoplásica. 

A los 8 meses de la intervención, no se observa tumoración residual, nuevas neoplasias ni datos de extensión en UroTC. 

Conclusiones: El tratamiento conservador mediante fulguración con láser del tumor de vía es una opción razonable en pacientes con tumores seleccionados. 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/mp4/V-61.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/webm/V-61.webm' type='video/webm'></video>