TUMORECTOMÍA LAPAROSCÓPICA EN INJERTO RENAL
García Álvarez C.; González Pérez L.; González Álvarez R.J.; Cabral Fernández A.V.; Cereijo Tejedor D.; Navarro Galés M.A.; Concepción Masip T.
COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE CANARIAS
XXVIII Reunión nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Córdoba, 2018
Visto 424302 veces.

La organización nacional de trasplantes define la donación como un gesto altruista, considerado como el mayor acto de bondad entre seres humanos.

Nuestro centro cuenta con una dilatada experiencia en este campo, con 2733 trasplantes en el último recuento realizado en septiembre de 2017, de los cuales 89 casos corresponden a trasplantes de donante vivo.

Es conocida la mayor probabilidad de aparición de lesiones malignas en pacientes con trasplante renal debido a su inmunosupresión. Los tumores renales aparecen de novo en el 4,6% de la población transplantada, en comparación con el 3% de la población general, afectando en menos del 10% al injerto renal.

Exponemos el caso de una paciente mujer de 69 años en el que tras 5 años de correcto funcionamiento del trasplante renal se diagnostica de forma casual mediante ecografía de control un tumor sobre el injerto. Tras confirmación de neoplasia renal mediante TC y RM, se decide tratamiento quirúrgico.

• Antecedentes personales de interés:  HTA, DM2, ERC de causa no filiada (probable vasculitis p-ANCA+ vs Glomerulonefritis)—> Inicio de HD en 2009 (15 meses)—> Trasplante renal de donante cadáver heterotópico en FID en 2010.

• Protocolo de intervención quirúrgica:  Tumorectomía de injerto renal por vía laparoscópica transperitoneal 4 trocares tras localización  y clampaje selectivo de arteria ilíaca externa con bulldog laparoscópico. Tiempo de isquemia  caliente 10min. Retirada de drenaje en 48h. Alta hospitalaria al 5º día, función renal post- operatoria conservada. 

• Anatomía Patológica:  Carcinoma renal de células claras grado 1 de Fuhrman (pT1a).

En la actualidad, la cirugía conservadora para el tratamiento del cáncer renal obtiene unos buenos resultados oncológicos y funcionales, similares a la cirugía radical, con la ventaja de preservar la función renal. Por lo tanto, la cirugía conservadora renal puede ser una opción de tratamiento en pacientes con tumores del injerto.

 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/mp4/V-66.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/webm/V-66.webm' type='video/webm'></video>