Diverticulectomía vesical laparoscópica
Estévez Sánchez DA; Sinues Ojas BA; Coloma Del Peso A; Suarez Fonseca C; Jiménez Gálvez M; Conde Caturla P; García Martín LA; Herranz Fernández LM; Fernández Arjona M
Hospital Universitario Del Henares
XXVIII Reunión nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Córdoba, 2018
Visto 424364 veces.

 

Introducción:

Por definición clásica un divertículo vesical representa la herniación de la mucosa a través de la pared muscular de la vejiga. Según sean su tamaño y localización, los divertículos pueden causar obstrucción ureteral, vaciamiento vesical incompleto, ITUs recurrentes o reflujo vesicoureteral. La localización más frecuente es lateral o superior respecto de los orificios ureterales, ya que son las áreas tisulares de mayor debilidad de la pared vesical.

Materiales, métodos y resultados:

Presentamos el caso de un varón de 59 años de edad con antecedentes de ITUs de repetición y STUI secundario a HBP tratado con RTUP en 2015; en consulta sucesiva refiere ausencia de sensación de llenado vesical y persistencia de micción con prensa abdominal. Se solicita cistoscopia, con hallazgo de divertículo vesical gigante en CLI, sin objetivar datos de obstrucción en flujometría de control.

Ante la persistencia de los síntomas con hallazgo de divertículo vesical de gran tamaño se decide realizar diverticulectomía vesical  laparoscópica utilizando un trócar de 11mm y 3 de 5mm. Liberación de la vejiga, realización de  cistoscopia intraoperatoria  para localizar el divertículo, disección transperitoneal del divertículo, cierre vesical en dos capas con vicryl 2/0, confirmación de estanqueidad vesical, colocación de drenaje en lecho quirúrgico y SV de tres vías y cierre de herida infraumbilical con vicryl 0 y piel con grapas.

El paciente es dado de alta con sonda vesical a bolsa a las 48 horas de la cirugía sin complicaciones. Se retira la SV a las 3 semanas post-cirugía y se cita revisión en consulta al mes con cistografía de control; se objetiva desaparición del divertículo y resolución de los síntomas; por lo que se decide alta para control por su MAP.

Conclusiones:

El tratamiento quirúrgico por vía laparoscópica de los divertículos vesicales es seguro y eficaz comparable con la cirugía abierta, es un procedimiento simple con pocas complicaciones, y además añade los beneficios de la cirugía mínimamente invasiva.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/mp4/V-86.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lelr2018/webm/V-86.webm' type='video/webm'></video>