Reimplante urétero-neovesical laparoscópico bilateral
Rodríguez Alonso, A; Pereira Beceiro, J; Molinos Mayo, J; Rey Rey, J; Mosquera Seoane, T; Freire Calvo, J; González Blanco, A; Bonelli Martín, C; Rodríguez Souto, P; Abeijón Piñeiro, C; Lojo Romero, J; Fernández Docampo, J
Servicio de Urología. Complejo Hospitalario Universitario de Ferrol.
LXXXIII Congreso Nacional de Urología. Gijón, 2018
Visto 407181 veces.

Introducción:

La estenosis de la anastomosis urétero-ieal es una de las complicaciones a medio plazo más frecuentes tras la cistectomía con derivación urinaria intestinal, tanto conducto ileal, como neovejiga y una de las que más insatisfacción genera a pacientes y urólogos, por la dificultad para realizar su reparación de forma satisfactoria. La estenosis del uréter izquierdo es la más frecuente, aunque en algunos casos se observan estenosis bilaterales, sincrónicas o metacrónicas.

Material y métodos:

Paciente varón de 62 años, con antecedente de cistectomía radical laparoscópica con linfadenectomía pélvica y neovejiga Studer, categoría pT3a pN0.

Durante su evolución, el paciente desarrolló insuficiencia renal aguda secundaria a uropatía obstructiva bilateral, que requirió colocación de nefrostomía percutánea bilateral.

En TC se observó ureterohidronefrosis bilateral, secundaria a estenosis de anastomosis urétero-intestinal.

Se realizó reimplantación urétero-neovesical bilateral laparoscópica, con la siguiente técnica quirúrgica: En un primer tiempo, en decúbito lateral derecho, se realizó liberación del uréter izquierdo, hasta sobrepasar la bifurcación aórtica. En un segundo tiempo, en decúbito lateral izquierdo, se realizó liberación de uréter derecho y reanastomosis urétero-neovesical bilateral.

El tiempo de neumoperitoneo fue de 215 minutos, con una pérdida hemática de 300 ml. El paciente fue alta a los 4 días y los catéteres ureterales fueron retirados a los 10 días, mediante cistoscopia.

En el estudio anátomo-patológico se observó una pared ureteral con hiperplasia muscular y fibrosis, sin evidencia de neoplasia.

En el TC de control se comprobó la desaparición de la urétero-hidronefrosis bilateral y resolución de la estenosis.

Conclusiones:

El abordaje laparoscópico constituye una opción excelente en el tratamiento quirúrgico de la estenosis urétero-ileal, aunque resulta dificultoso desde el punto de vista técnico, sobre todo en la localización y aislamiento de la neovejiga y del segmento terminal de ambos uréteres.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/mp4/T-2006.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/webm/T-2006.webm' type='video/webm'></video>