Linfadenectomía retroperitoneal laparoscópica
Mosquera Seoane, T.; Abeijón Piñeiro, C.; Molinos Mayo, J.; Lojo Romero, J.; Fernández Docampo, J.; Bonelli Martín, C.; Freire Calvo, J.; González Blanco, A.; Pereira Beceiro, J.; Rey Rey, J.; Rodríguez Souto, P.; Rodríguez Alonso, A.
Complexo Hospitalario Universitario de Ferrol
LXXXIII Congreso Nacional de Urología. Gijón, 2018
Visto 222 veces.

INTRODUCCIÓN

 Las lesiones residuales de tumores testiculares de células germinales no seminomatos tras quimioterapia requieren tratamiento mediante cirugía exerética. De estas masas, el 6-10% incluirán tumor viable, el 50% contendrán teratoma maduro y el 40%, tejido fibrótico-necrótico.

La extensión de la linfadenectomía es un tema controvertido. Tradicionalmente, se consideraba la linfadenectomía bilateral extendida como técnica indicada, pero hoy se reserva para pacientes con extensas masas residuales o una localización que no corresponde con la literalidad del tumor primario. En pacientes con lesiones bien definidas y menores de 5 cm., una linfadenectomía modificada permite obtener resultados similares, con menor morbilidad. La resección exclusiva de la lesión residual no está indicada.

MATERIAL Y MÉTODOS

Presentamos el caso de un paciente de 32 años, con antecedente de orquiectomía derecha por carcinoma embrionario de testículo, con metástasis pulmonares y  múltiples conglomerados adenopáticos retroperitoneales de 3,7 cm de diámetro mayor. Tras quimioterapia presenta desaparición de las lesiones pulmonares y una disminución superior al 20% del tamaño de las adenopatías retroperitoneales, pero con persistencia de lesiones residuales. Se propone realizar linfadenectomía retroperitoneal y exéresis de cordón espermático. Realizamos la cirugía por vía laparoscópica por medio de abordaje transperitoneal. La exéresis de tejido ganglionar está limitada inferiormente por el cruce del uréter  con la bifurcación de los vasos ilíacos comunes derechos, lateralmente por el uréter derecho, cranealmente por la vena renal derecha y medianamente por la aorta hasta la mesentérica inferior. Durante la cirugía se observa intensa fibrosis que dificulta la disección vascular.

RESULTADOS

El tiempo quirúrgico fue de 230 minutos. Pérdida sanguínea menor de 100 cc. El paciente fue dado de alta al tercer día postoperatorio. El estudio anatomopatológico describe 4 ganglios linfáticos infiltrados por neoplasia necrosada, compatible con metástasis de carcinoma embrionario, 16 ganglios linfáticos sin evidencia de depósitos metastásicos y cordón espermático sin infiltración neoplásica.

CONCLUSIONES    

La linfadenectomía retroperitoneal laparoscópica es una cirugía técnicamente  compleja, que requiere de experiencia y destreza en el abordaje laparoscópico para obtener resultados oncológicos y quirúrgicos seguros.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/mp4/T-2009.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/webm/T-2009.webm' type='video/webm'></video>