Falso aneurisma de la vena cava inferior secundario a carcinoma testicular metastásico
Juan Antonio Peña Gonzalez; Francesco Pellegrinelli; Ivan Schwartzmann; Sandra Tarragón Gabarro; David Salinas Duffo; Raúl Martos Calvo; Pavel Gavrilov; Luis Castro Sáder; Juan Manuel López Martinez; Hector Hernandez Pozo; Begoña Juaneda Castell; Andres Kanashiro Azabache; Carolina Ochoa Vargas; Marta Piqueras Bartolomé; Eduardo Vicente Palacio; Jose Antonio Bellido Petti
Uros Associats
LXXXIII Congreso Nacional de Urología. Gijón, 2018
Visto 218 veces.

INTRODUCCIÓN 

La linfadentectomía retroperitoneal post-quimioterapia (LRPQ) es el tratamiento de elección en masas retroperitoneales residuales > 10 mm secundarias a tumor testicular no seminomatoso. Estas masas afectan a la vena cava inferior (VCI) en el 8-12% de los casos. Las indicaciones de resección de VCI son: obstrucción de la luz vascular por tejido cicatricial, necesidad para la completa exéresis del tumor o presencia de trombo en cava. La resección de la VCI causa efectos secundarios en el 64% de casos. La compresión con ausencia de infiltración de la vena orienta a fibrosis o teratoma (no tumor). El falso aneurisma de la VCI durante LRPC no está descrito previamente. Presentamos el caso de un falso aneurisma de la VCI secundario a teratoma retroperitoneal completamente disecado por laparoscopia.

MATERIALES Y METODOS

Paciente con antecedentes de orquiectomía derecha con AP: pT1 N3 M0 S1, estadio II, 15% tumor del saco vitelino y 85% teratoma. Al diagnóstico presenta masa interaortocava de 7 cm y paraaórtica de 2 cm con elevación de la  alfafetoproteina. El paciente fue sometido a cuatro ciclos de BEP con normalización de los marcadores pero persistencia de masas interaortocava y paraaórtica. Se realiza linfadenectomía retroperitoneal laparoscópica.

RESULTADOS

Tras exéresis de la masa paraaórtica el paciente se coloca en decúbito lateral izquierdo. Durante la disección de la masa interaortocava se observa protusión de la misma en el lumen de la VCI. Tras su exéresis se aprecia falso aneurisma de la VCI que no requiere posteriores tratamientos. Tiempo quirúrgico: 135 minutos. Pérdidas hemáticas: 250 mililitros. El paciente no presentó complicaciones post-operatorias. La estancia hospitalaria fue de 3 días. La anatomía patológica de la masa interaortocava evidenció teratoma maduro, extensa necrosis y menos del 5% de tumor del saco vitelino. La masa paraaórtica resultó ser un quiste mesotelial. El TC de control a los 15 meses descarta recurrencia tumoral y muestra la pared de la VCI con una morfología normal. 

CONCLUSIÓN

La resección de la VCI debe intentar evitarse dada su elevada tasa de complicaciones post-operatorias. La presencia de un falso aneurisma de la VCI durante LRPQ se puede manejar de forma conservadora por laparoscopia. 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/mp4/V-1023.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/webm/V-1023.webm' type='video/webm'></video>