Glandectomía completa superficial con recubrimiento mediante injerto cutáneo de espesor parcial en neoplasia de pene recidivada tras extirpación local
Varea Malo, R.; Campos Juanatey, F.; Portillo Martín, J.A.; Velilla Díez, G.; Herrero Blanco, E.; Calleja Hermosa, P.; Fernández Guzmán, E.; Trillo Bohajar, E.; Correas Gómez, M.A.; Fuentes Pastor, J.; Zubillaga Guerrero, S.; Ballestero Diego, R.; Domínguez Esteban, M.; Ramos Barseló, E.; Truán Cacho, D.; Gutiérrez Baños, J.L.
Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Humv), Santander
LXXXIII Congreso Nacional de Urología. Gijón, 2018
Visto 612 veces.

INTRODUCCIÓN: 
 
Existen diversas opciones terapéuticas en el tratamiento del cáncer de pene. Las técnicas de preservación peneana obtienen buenos resultados oncológicos y estéticos en casos seleccionados. 
 
El objetivo de este vídeo es mostrar una glandectomía superficial, con recubrimiento mediante injerto parcial cutáneo. 
 
MATERIAL Y MÉTODOS: 
 
Presentamos un caso de neoplasia glandar localizada, tratada mediante una técnica de resurfacing glandar empleando un injerto cutáneo de espesor parcial. 
 
Se muestra el proceso diagnóstico y planteamiento terapéutico secuencial. Exponemos los pasos clave de la técnica quirúrgica, focalizándonos en los aspectos oncológicos y los relativos a la reconstrucción cosmética glandar. 
 
RESULTADOS: 
 
Varón de 44 años, sin antecedentes de interés, consultando por la aparición de lesiones ulceradas en glande, de meses de evolución. La biopsia confirma el diagnóstico anatomo-patológico de carcinoma epidermoide de pene. Tras extirpación local de las lesiones, presenta bordes de resección positivos y recidiva clínica. 
 
Se plantea una glandectomía completa superficial, y reconstrucción con injerto parcial cutáneo. Tras sectorizar el glande, se levanta el epitelio en toda su superficie hasta alcanzar el surco balanoprepucial. Se envía cada cuadrante, referenciado y por separado para su estudio histológico.
Tras evertir el meato uretral externo y reconstruir el surco balanoprepucial, se cubre el defecto con un injerto cutáneo de espesor parcial de cara anterior de muslo obtenido mediante dermatomo eléctrico. Se muestran los resultados estéticos a las 2 semanas y a los 6 meses postoperatorios, confirmando la Anatomía Patológica el diagnóstico de Carcinoma escamoso mixto con componente in situ e infiltrante de tejido conectivo subepitelial (subitipo Warty carcinoma), con bordes quirúrgicos libres de tumor.   
 
CONCLUSIÓN: 
 
Los tratamientos conservadores del tumor de pene localizado pueden ser efectivos para el control oncológico y preservación de resultados estéticos y funcionales. Ante su fracaso, las técnicas de extirpación más agresiva, acompañadas de recubrimientos mediante injertos representan una opción terapéutica eficaz, manteniendo  buenos resultados oncológicos y pudiendo preservar tanto la imagen como la funcionalidad peneana. 
  
PALABRAS CLAVE: Neoplasia de pene, técnicas quirúrgicas reconstructivas peneanas, injerto cutáneo. 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/mp4/V-1026.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/webm/V-1026.webm' type='video/webm'></video>