Uretroplastia peneana mediante injerto de mucosa oral dorsal combinado con colgajo longitudinal cutáneo ventral en estenosis tras cirugía de hipospadias
Varea Malo, R.; Campos Juanatey, F.; Portillo Martín, J.A.; Correas Gómez, M.; Gorría Cardesa*, Ó.; Velilla Díez, G.; Herrero Blanco, E.; Calleja Hermosa, P.; Fernández Guzmán, E.; Fuentes Pastor, J.; Zubillaga Guerrero, S.; Gutiérrez Baños, J.L.
Servicio de Urología. Hospital Universitario Marqués de Valdecilla (Humv), Santander. *Servicio de Urología. Complejo Hospitalario de Navarra, Pamplona.
LXXXIII Congreso Nacional de Urología. Gijón, 2018
Visto 424264 veces.

INTRODUCCIÓN:

Las complicaciones de la cirugía del hipospadias pueden ser de difícil manejo en el adulto.

El objetivo de este vídeo es mostrar el manejo de estenosis peneana en un adulto tras cirugía de hipospadias en la infancia.

MATERIAL Y MÉTODOS:

Varón de 30 años operado en la infancia de hipospadias medio-peneano que desarrolla estenosis a nivel del meato hipospádico original.

Se muestra el proceso diagnóstico y planteamiento terapéutico. Exponemos los pasos clave de la técnica quirúrgica, focalizándonos en los aspectos relativos a la reconstrucción del calibre uretral en el segmento peneano.

RESULTADOS:

Tras paso de guía hidrofílica y localización de la zona estenótica, se realiza incisión peneana distal y disección hasta uretra. Uretrotomía ventral, extendida hasta alcanzar zona sana proximal y distal, midiendo la estenosis unos 2 cm. Se identifica reducción importante del calibre de la placa uretral, por lo que se decide combinar en el mismo tiempo quirúrgico injerto de mucosa oral dorsal con colgajo longitudinal ventral según técnica de Orandi.

Se coloca dorsalmente injerto de mejilla derecha de 1,5x1,5cm según técnica habitual. Posteriormente se diseña colgajo longitudinal izquierdo ventral de 3cm aproximadamente el cual se sutura a los bordes laterales uretrales. Cierre uretral sobre una sonda Foley de calibre 16F.

A las 2 semanas se retiró sonda uretral observando en la CUMS líquido extravasado que podría corresponder a zona diverticular, no siendo confirmada posteriormente en uretroscospia realizada, pendiente de evolución en seguimientos posteriores. Se muestran los resultados estéticos y funcionales a los 2 meses postoperatorios. El paciente consigue un Qmax de 18,4 ml/seg estando satisfecho con el resultado obtenido.

CONCLUSIÓN:

Las complicaciones tardías del hipospadias pueden ser un reto para el cirujano debiendo individualizar en cada caso y contar con diversas posibilidades quirúrgicas para su resolución. Una ampliación ventral y dorsal en el mismo tiempo quirúrgico puede ser una alternativa a un planteamiento en 2 tiempos

PALABRAS CLAVE: Estenosis uretral, hipospadias, técnicas quirúrgicas reconstructivas peneanas.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/mp4/V-1048.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/webm/V-1048.webm' type='video/webm'></video>