Pieloplastia laparoscópica compleja.
Garcia-Segui, A.; Verges Prosper, A.; Amorós Torres, A.; Costa Martínez, M.A.; Seguí Moya, E.; Garcés Proaño, L.; Gil Gijarro,J.; Soler López, C.; Carro Rubias, C.; Ortiz Gorráiz, M.; Prieto Chaparro, L.; De Nova Sánchez, E.
Hospital General Universitario de Elche. Servicio de Urología. Alicante-España
LXXXIII Congreso Nacional de Urología. Gijón, 2018
Visto 508 veces.

INTRODUCCIÓN Y OBJETIVOS: La Pieloplastia Laparoscópica (PL) es una excelente opción de tratamiento para el manejo de la Obstrucción de la Unión Pielo-ureteral (OUPU) con unas tasas de éxito que oscilan entre 88-100%, sin embargo, representa un reto quirúrgico por sus requerimientos de experticia en cirugía laparoscópica. Las incidencias intraoperatorias (II) ocurren entre 2-3.8% y están relacionadas con la curva de aprendizaje y la experiencia previa, pero en definitiva son contingencia de las características anatómicas de cada paciente.  La complejidad técnica puede aumentar en los casos que se presenten infecciones urinarias recurrentes, procesos inflamatorios por litiasis renales múltiples, intervenciones o procedimientos previos, anatomía desfavorable y vasculatura aberrante. Presentamos un vídeo del manejo laparoscópico de dos casos complejos de PL. 

PACIENTES Y MÉTODOS: Ambos pacientes fueron valorados con ecografía, TAC y renograma isotópicos preoperatorios. Fueron sometidos PL desmembrada tipo Anderson-Hynes con anastomosis contínua previa pielolitotomía laparoscópica mediante abordaje transperitoneal con 3-4 trócares. Rutinariamente realizamos grabación de todos las cirugías laparoscópicas para documentar y archivar las eventualidades. El primer caso se trata de una paciente femenina de 71 años con historia de litiasis renal múltiple y 3 sesiones fallidas de LEOC, con varias crisis de cólicos renales y de infecciones urinarias, con diagnóstico de OUPU. El segundo caso se trata de un paciente masculino de 48 años con cólicos renales con OPUP y litiasis renales múltiples localizadas en los cálices inferiores de infundíbulos estrechos. 

RESULTADOS: Ambos casos presentaron características anatómicas que sumaron complejidad a la intervención y conllevaron a incidencias intraoperatorias. Durante las cirugías se requirió aplicar algunas maniobras particulares para su resolución de forma efectiva que se muestran en el vídeo. Los pacientes no presentaron complicaciones post-operatorias y en el seguimiento mayor de 8 meses se evidenció mejoría. 

CONCLUSIONES: La PL es un procedimiento efectivo y con baja morbilidad. La mayoría de las incidencias intraoperatorias pueden prevenirse y para su manejo es fundamental valorar la anatomía, optimizar la exposición, garantizar una buena visión, y obtener una disección amplia. La difusión de las incidencias intraoperatorias aporta enseñanzas prácticas para cirujanos en formación y expertos.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/mp4/V-1096.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/webm/V-1096.webm' type='video/webm'></video>