Reimplante ureteral robótico extravesical tipo Lich-Gregoir modificado en paciente pediátrico con antecedente de inyección endoscópica de agente Bulking.
Carpio Villanueva, J.; Llorens de Knecht, E.; Gaya Sopena, J.; Bujons Tur, A.
Fundación Puigvert
LXXXIII Congreso Nacional de Urología. Gijón, 2018
Visto 239 veces.

Introducción:

El reflujo vesicoureteral (RVU) es un desorden anatómico y funcional con una incidencia de alrededor 1% en la población pediátrica. Es la causa más frecuente (10-20%) de hipertensión arterial y enfermedad renal terminal. El objetivo del tratamiento es preservar la función renal disminuyendo la incidencia de pielonefritis. Actualmente el tratamiento óptimo es controversial, pudiendo ser médico, endoscópico o quirúrgico. Dentro de las opciones quirúrgicas surge el abordaje robótico como una opción mínimamente invasiva para el manejo del RVU en el paciente pediátrico.

Materiales y métodos

Se realizó un reimplante ureteral izquierdo robótico extravesical con la técnica modificada de Lich-Gregoir en una paciente mujer de 12 años de edad con antecedente de infecciones de orina a repetición y pielonefritis aguda izquierda en dos ocasiones. El año 2008, a los 3 años de edad, es diagnosticada de RVU izquierdo grado III por lo que se le realizó inyección endoscópica submeatal de DefluxR en dos ocasiones el año 2009 y una tercera ocasión el 2011 ante la recidiva del RVU. En mayo de 2017 a raíz de infección urinaria febril se realiza una gammagrafía renal con DMSA que mostró una lesión cicatricial en polo superior de riñón izquierdo, y la cistogammagrafía directa que muestra recidiva de RVU izquierdo por lo que se plantea realizar reimplante ureteral izquierdo robótico tipo Lich-Gregoir modificado.

Resultados:

El reimplante ureteral izquierdo robótico se realizó bajo anestesia general. El antecedente de inyección de Deflux no supuso ninguna dificultad en la disección ureteral distal. No hubo complicaciones durante la cirugía ni durante el postoperatorio. El tiempo quirúrgico fue de 110 minutos, mínimo sangrado. El primer día postoperatorio se retiró la sonda vesical y la paciente fue dada de alta el segundo día postoperatorio.

Conclusiones:

El reimplante ureteral robótico extravesical tipo Lich-Gregoir modificado es una técnica eficaz, segura y reproducible. Al ser un abordaje mínimamente invasivo es una opción atractiva para la población pediátrica.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/mp4/V-1104.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2018/webm/V-1104.webm' type='video/webm'></video>