NEFRECTOMÍA PARCIAL CON ABORDAJE TRANSQUÍSTICO DE TUMORACIÓN RENAL INTRASINUSAL
Peraire Lores, M.; Tubau Vidaña, V.; Bauza Quetglas, J.L.; Aizpiri Antoñana, L.; Ladaria Sureda, L.; Aliaga Ayuni, C.; Coello Torà, I.; Pieras Ayala, E.; Piza Reus, P.
HOSPITAL UNIVERSITARIO SON ESPASES
XXIX Reunión Nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Palma de Mallorca, 2019
Visto 4 veces.

Introducción: La nefrectomía parcial y la nefrectomía radical presentan resultados oncológicos equivalentes en tumores renales T1.

La cirugía conservadora de nefronas ha demostrado una mejor preservación de la función renal con una disminución de la tasa de complicaciones cardiovasculares y metabólicas a largo plazo.  

El abordaje laparoscópico ha permitido obtener resultados oncológicos y funcionales equivalentes a la cirugía abierta con una menor tasa de complicaciones. Sin embargo, se requiere de una elevada experiencia quirúrgica en tumores renales complejos (RENAL>9).

 

Material y Métodos: Mujer de 54 años, hipertensa, diabética, con un IMC de 39 kg/m2 y antecedentes de trombosis venosa profunda, tromboembolismo pulmonar en 1994 y 2016, y accidente cerebrovascular isquémico en 2016; histerectomizada en 2007 por miomas con posterior hernioplastia umbilical. A raíz de un dolor abdominal es diagnosticada mediante TC de una masa renal derecha de 33 mm localizada en el seno renal adyacente a un quiste renal simple de 7 cm. Ante los antecedentes médicos de la paciente y las características del tumor se decide realizar un abordaje transperitoneal laparoscópico y tumorectomía renal transquística.

 

Resultados: El tiempo quirúrgico fue de 155 minutos con un tiempo de isquemia caliente de 25 minutos. Se objetivó un descenso de la hemoglobina de 1.8 puntos y la paciente estuvo hospitalizada durante 5 días sin presentar complicaciones postquirúrgicas inmediatas. La anatomía patológica describió un tumor renal de células claras de 3 cm de diámetro, pT3a con un grado histológico ISUP de 1, ausencia de invasión vasculo-linfática y márgenes de resección libres.

Tras un empeoramiento inicial de la creatinina, la paciente presentó una mejoría progresiva hasta presentar a los 6 y 12 meses un filtrado glomerular de 90 mL/min/1.73m². Sin evidencia de recidiva tras 15 meses de seguimiento, pero con presencia de un infarto renal en TC de control.

 

Conclusiones: La nefrectomía parcial es una técnica quirúrgica compleja aun estando en manos expertas, pero de elección en tumores renales localizados.

En este caso el abordaje renal transquístico es técnicamente más sencillo y seguro, evitando una extensa disección del hilio renal y permitiendo la nefrectomía parcial.

Son necesarios más estudios que valoren los resultados oncológicos de esta técnica a largo plazo.

 

 

 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/mp4/V-57.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/webm/V-57.webm' type='video/webm'></video>