Reimplante ureteral laparoscópico en paciente con prostatectomía radical previa
Real Colomer, J.C.; Briones Mardones, G.; Lago Escudero, Y.; Berzosa Mira, I.; Casasayas Carles, P.; Rodríguez García, N.; Fuentes Márquez, I.; Gutiérrez Sanz-Gadea, C.
Hospital Universitario Son Llàtzer, Palma de Mallorca.
XXIX Reunión Nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Palma de Mallorca, 2019
Visto 5 veces.

Introducción

El reimplante urétero-vesical es el “gold standard” en la resolución de estenosis ureterales distales. En casos de cirugías pélvicas previas, la liberación vesical para disminuir la tensión de la futura anastomosis puede ser compleja debido a la fibrosis y a las adherencias.

 

Material y métodos

Varón de 67 años con antecedente de prostatectomía radical laparoscópica en 2014, que presenta estenosis ureteral distal tras someterse seis meses antes a ureteroscopia semirrígida con litofragmentación láser de cálculo de 12 mm enclavado en uréter pélvico. Portador de catéter ureteral doble J. Se indica reimplante ureteral laparoscópico.

 

Resultados

Presentamos vídeo de reimplante urétero-vesical laparoscópico y liberación vesical compleja:

  1. Adherencias de cirugía previa que se liberaran. Localización y disección del uréter a nivel del cruce con los vasos iliacos. Se completa disección distal y se realiza ureterotomía proximal a la zona estenótica, a través de uréter sano. Evitamos seccionar el catéter doble J de su interior y lo extraemos. Ligadura de muñón ureteral distal. 
  2. Acceso a espacio de Retzius muy complejo por intensa fibrosis y adherencias de vejiga a pubis, secundarias a cirugía previa. Liberación de la cara anterior de la vejiga para lograr una futura anastomosis sin tensión, que se lleva a cabo muy pegados a periostio para evitar la perforación vesical. 
  3. Elaboración de vejiga psoica, que rebajará tensión a la sutura próxima. Espatulación de ambos extremos ureterales y creación de orificio en fondo vesical, donde se anastomosará el uréter. Reimplante urétero-vesical con 2 hemisuturas continuas de monofilamento reabsorbible 4/0. Finalizada la primera y mediante introducción percutánea, se cateterizará el uréter retrógradamente. Completada la anastomosis, comprobamos estanqueidad. Cierre de capa muscular, grasa y peritoneal sobre la anastomosis a modo de mecanismo antirreflujo. Colocación de drenaje para concluir la intervención.
  4. Tiempo quirúrgico: 140 minutos. Estancia hospitalaria: 4 días. Retirada de catéter doble J a los 29 días.

 

Conclusiones

El reimplante urétero-vesical laparoscópico supone una opción mínimamente invasiva para la resolución de las estenosis ureterales distales y, en estos casos de cirugías pélvicas previas, parece que puede facilitar la visualización y liberación de las adherencias secundarias a prostatectomía radical previa.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/mp4/V-78.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/webm/V-78.webm' type='video/webm'></video>