PROSTATECTOMÍA RADICAL SIN ANASTOMOSIS
Vázquez-Martul, D.; Barbagelata López, A.; López Fernández, A.; Lamas Díaz, L.; Chantada Abal, V.
Servicio de Urología. Hospital Universitario A Coruña
XXIX Reunión Nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Palma de Mallorca, 2019
Visto 2 veces.

Introducción

La prostatectomía radical desde sus inicios mediante un abordaje perineal, la posterior estandarización del abordaje retropúbico y actualmente con la mínima invasión, ha conllevado siempre la sección de uretra y cuello vesical en ambos extremos prostáticos con la consiguiente necesidad de realizar una anastomosis vésico-uretral. Este paso puede condcionar posibles efectos secundarios como la incontinencia urinaria u otras complicaciones.

Teniendo en cuenta la localización periférica del cáncer de próstata (CaP) con la infrecuente o inexistente afectación uretral, presentamos los pasos desarrollados para la realización por primera vez, de la prostatectomía radical con preservación íntegra de uretra, sin la necesidad por tanto de realizar una anastomosis vésico-uretral.

 

Material y Métodos

El caso presentado corresponde a un varón de 61 años, seguido inicialmente por elevación progresiva de PSA, con diagnóstico de CaP de muy bajo riesgo tras biopsia (Grado 1 con afectación <50% en 1 cilindro) e incluido en protocolo de Vigilancia Activa. En biopsia de control se observa aumento del número de cilindros afectos (3) por Grado 1 por lo que se indica prostatectomía radical laparoscópica. En RM no se observa ninguna lesión sugestiva de CaP clínicamente significativo.

Se realiza prostatectomía radical laparoscópica extraperitoneal con preservación neurovascular intrafascial incluyendo fascia anterior y ligamentos pubo-prostáticos así como el cuello vesical y uretra prostática, sin sección, obviando por tanto la necesidad de realizar una anastomosis uretro-vesical.

 

Resultados

El tiempo quirúrgico en este caso fue de 110 minutos, con sangrado inferior a 250 cc y sin colocación de drenaje.

El paciente fue dado de alta en menos de 48 horas con retirada de sonda vesical al 3º día postoperatorio observando en ese mismo momento una continencia urinaria completa.

El resultado de la anatomía patológica fue un adenocarcinoma grado 1 pT2 con bordes quirúrgicos (capsulares y uretrales) no afectos.

 

Conclusiones

La incontinencia urinaria es uno de los potenciales efectos secundarios de la prostatectomía radical con una afectación en la calidad de vida de los pacientes y aumento del gasto sanitario.

Esta nueva técnica, en casos seleccionados y a la espera de más resultados, podría suponer una mejora significativa de los potenciales efectos secundarios y posibles complicaciones.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/mp4/V-101.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/webm/V-101.webm' type='video/webm'></video>