NEFROURETERECTOMÍA LAPAROSCÓPICA EN PACIENTE MONORRENA IZQUIERDA PORTADORA DE DERIVACIÓN URINARIA TIPO BRICKER
Molina Hernández, O.; Vilchez Costas, A.I.; Marín Martínez, F.M.; Artés Artés, M.; Bobadilla Romero, E.R.; Oñate Celdrán, J.; Torres Roca, M.; Sánchez Rodriguez, C.; García Escudero, D.; Valdelvira Nadal, P.; Morga Egea, J.P.; Sempere Gutiérrez, A.; Andreu Garcia, A.; Jimenez Lopez, J.M.; Guzmán Martínez-Valls, P.L.
Servicio de Urología. Hospital General Universitario Reina Sofía
XXIX Reunión Nacional de los Grupos de Litiasis, Endourología, Laparoscópica y Robótica, Palma de Mallorca, 2019
Visto 2 veces.

OBJETIVO:

En la actualidad, se han postulado diferentes técnicas para el abordaje del uréter distal en la nefroureterectomía laparoscópica por carcinoma transicional que, en gran medida, va a depender de la experiencia quirúrgica del equipo que la acometa.

En casos de pacientes cistectomizados con derivaciones urinarias este abordaje implica aún mayor dificultad por los cambios anatómicos y reacciones fibróticas postquirúrgicas.

MATERIAL Y MÉTODO:

Presentamos el caso de paciente mujer de 60 años monorrena izquierda, con antecedentes de cistectomía más nefroureterectomía derecha por carcinoma transicional de alto grado vesical y de pelvis renal y uréter derechos con derivación urinaria tipo Bricker. En el seguimiento se objetiva una lesión sugestiva de carcinoma urotelial con afectación infundibular de grupo calicilar inferior en TAC, confirmada con biopsia tras RIRS diagnóstica.

Se decide un abordaje íntegramente laparoscópico para la intervención:  nefroureterectomía izquierda con preservación del asa de Bricker de cara a su uso en un posible trasplante renal futuro. 

RESULTADOS:

Se coloca a la paciente en decúbito lateral derecho. Colocación de 4 trócares, teniendo en cuenta que se hará tanto la nefrectomía como el manejo del uréter distal por vía LPS. Se procede a decolación amplia izquierda con luxación esplénica, control del hilio renal, con clampaje de  arterias y vena renal únicas, vena gonadal y del uréter a nivel proximal. Liberación completa del riñón preservando glándula suprarrenal. 

Se libera cuidadosamente el uréter y sus adherencias en dirección caudal, hasta su inserción en el asa de Bricker. Procedemos a sellado y sección entre hem-o-locks. Revisión del lecho, embolsado y extracción de la pieza por minilaparotomía en FII. 

La anatomía patológica informó de carcinoma transicional sólido y papilar de alto grado con afectación de pelvis renal y cálices , estadío pT2.

CONCLUSIONES:

El uréter distal se puede abordar íntegramente por vía laparoscópica en pacientes con derivaciones urinarias, teniendo especial cuidado en su manejo para evitar la diseminación tumoral y así realizar la intervención siguiendo los principios oncológicos de la cirugía abierta. 

En pacientes monorrenos y con buen pronóstico la derivación debe ser respetada para que pueda ser empleada en un probable futuro trasplante renal.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/mp4/V-102.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/lel2019/webm/V-102.webm' type='video/webm'></video>