TRASPLANTE RENAL EN PACIENTE CON PERITONITIS ESCLEROSANTE ENCAPSULANTE: A PROPOSITO DE UN CASO.
Ruano Mayo A.; Rivero Martínez D.; Pesquera Ortega L.; Torrecilla García-Ripoll J.R.; Martín Martín S.; Soto Rodríguez J.L.; Lara Pérez F.M.; Zamora Horcajada A.; Natal Álvarez F.; Bedate Núñez M.; Calvo González R.; Valsero Herguedas E.; Cortiñas Gonzalez J.R.
HOSPITAL CLINICO UNIVERSITARIO DE VALLADOLID
XXIX Reunión Nacional del Grupo de Trasplante, 2019
Visto 7 veces.

INTRODUCCION:

La peritonitis esclerosante encapsulante es una complicación infrecuente de la diálisis peritoneal pero que asocia una alta mortalidad (más del 50%). Se caracteriza por la fibrosis difusa de la membrana peritoneal que progresa a encapsulamiento y se manifiesta con signos y síntomas de obstrucción intestinal. Debido a la baja prevalencia de la enfermedad, no hay suficiente evidencia para hacer afirmaciones ni emitir pronósticos respecto a esta patología.

 

OBJETIVOS:

Presentación de un caso con antecedente personal de peritonitis esclerosante al que se realiza trasplante renal y su evolución.

 

MATERIAL Y METODOS:

Nos encontramos ante el caso de una mujer de 49 años con diagnóstico de enfermedad renal crónica no filiada desde el 2011. Se inició diálisis peritoneal en mayo del 2011, presentando varias peritonitis hasta que finalmente se retiró el catéter peritoneal en octubre del 2016 por peritonitis de repetición. En enero del 2017 presentó peritonitis esclerosante encapsulante que precisó intervención quirúrgica y tratamiento corticoideo.

 

RESULTADO:

Se realiza trasplante renal de donante cadáver en noviembre del 2018, sin complicaciones intraoperatorias salvo un aumento de la dificultad en la técnica quirúrgica y la disección dada la rigidez peritoneal. Al alta, llega a presentar una creatinina de 0,87 mg/dL. Al mes de la intervención, la paciente presenta como complicación una fistula urinaria en el uréter trasplantado. Tras colocación de sonda de nefrostomía percutánea en injerto renal se coloca de manera retrograda prótesis ureteral VIABAHN® evolucionando favorablemente, actualmente con creatinina de 0,85 mg/dL.

 

CONCLUSION:

No podemos descartar la posibilidad de realizar un trasplante a estos pacientes y mejorarles así su calidad de vida, debido a la poca información que tenemos sobre esta patología. Aunque la cirugía requiere de un mayor esfuerzo por parte del cirujano, es posible ejecutarla.

Nuestra paciente presentó de manera paralela como complicación una fistula urinaria, que gracias a la evolución de la endourología fue posible tratar sin someter a la paciente a una cirugía abierta.

 

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/tru2019/mp4/V-20.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/tru2019/webm/V-20.webm' type='video/webm'></video>