Manejo de la estenosis ureteral en paciente trasplantado mediante reimplante ureteral asistido con robot.
Alabat Roca, A.; Riera Canals, Ll.; Etcheverry Giadrosich, B.; Fiol Riera, M.; Bonet Puntí, X.; Beato García, S.; Fernández-Concha, J.; Suárez Novo, J.F.; Bestard Matamoros, O.; Vigués Julià, F.
Hospital Universitario de Bellvitge, Hospitalet de Llobregat.
XXIX Reunión Nacional del Grupo de Trasplante, 2019
Visto 3 veces.

Introducción: La estenosis ureteral corresponde a una de las complicaciones más comunes, llegando a ser del 2.6%-15%. El objetivo de este video es evaluar la viabilidad de la resolución de la estenosis ureteral mediante reimplante ureteral asistido por robot, cómo una alternativa mínimamente invasiva.

Caso clínico: Presentamos a un hombre de 29 años, afecto de enfermedad renal crónica secundaria a nefropatía por IgA precisando terapia renal sustitutiva con diálisis peritoneal desde abril del 2017. El día 28/05/2018 se realiza trasplante renal de donante cadáver, donante de 22 años con muerte encefálica. La intervención cursa sin incidencias inmediatas, la anastomosis ureterovesical se realiza según la técnica extravesical Linch-Gregoir y se coloca catéter ureteral doble J 4.8 de 12 cm. Tiempo de isquemia fría de 12 horas. Necesidad de una sesión de hemodiálisis por hiperkaliemia. Evolución satisfactoria, se retira sonda vesical a los 5 días y es dado de alta a los 7 días con una creatinina sérica de 187 umol/L.  El día 02/07/2018 se retira el catéter doble J bajo sedación.

Ingresa el 08/08/2018 por empeoramiento de la función renal de hasta 306 umol/L, objetivando en ecografía ureterohidronefrosis grado II. Se coloca nefrostomía percutánea el 09/08/2018, con mejoría posterior de la función renal. La pielografía muestra estenosis a nivel de uréter distal. Se realiza reimplante ureteral robótico el 26/09/2018 con técnica extravesical Linch-Gregoir y se coloca catéter ureteral doble J 4.8 de 12 cm. Se retira el catéter doble J en quirófano el 16/10/2018, confirmando el correcto paso de contraste a vejiga mediante pielografía descendente. Posteriormente se retira la nefrostomía el 18/10/2018. La ecografía de control a los 2 meses descarta dilatación de vías y una función renal se mantiene estable, creatinina de 130 umol/L a los 3 meses de seguimiento.

Conclusiones: La reimplantación ureteral robótico en trasplante renal es una técnica mínimamente invasiva factible en casos seleccionados como una alternativa a la cirugía reconstructiva abierta y laparoscópica.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/tru2019/mp4/V-22.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/tru2019/webm/V-22.webm' type='video/webm'></video>