Elefantiasis escrotal gigante, Cirugía exerética y reconstrucción
Morales Martínez, A; Gomez Lechuga, P; Arrabal Martín, M; Martínez Gonzalez, MR; LOsilla Rodriguez, JM
Hospital Universitario San Cecilio
LXXXIV Congreso Nacional de Urología, 2019
Visto 2 veces.

INTRODUCCIÓN: 
 
El linfedema escrotal es una entidad muy rara en nuestro entorno, y su etiología puede ser múltiple: neoplasias, enfermedades granulomatosas, infecciosa, etc…
 
CASO CLÍNICO:
 
Presentamos el caso de un varon de 42 años de edad, remitido a nuestro centro por presencia de linfedema escrotal gigante de 8 años de evolución.
Como antecedente destacan psoriasis, HTA. No cirugías abdominales previas.
No presenta antecedentes de viajes a zonas endémicas de filariasis, y la prueba para parásitos es negativa. 
Se solicita TAC abdominopélvico, sin identificar patología neoplásica ni vasculo-linfática que justifique el cuadro. Se identifican ambos testículos y pene sin alteraciones.
 
A la exploración física destaca la presencia de edema escrotal gigante, de aprox 60 cm de alto, 35 cm de ancho y 30 cm de profundo, que no interesa región perineal. La consistencia es firme, con importante afectación en regiones más declives. 
 
Se realiza incisión horizontal, a 2 cm por debajo de espina ilíaca anterosuperior, pasando por pubis hasta espina ilíaca anterosuperior contralateral. 
Disección meticulosa y resección de  todo el tejido cutáneo y subcutáneo afecto hasta llegar a tejido sano. Se identifican e individualizan pene y testículos, de aspecto normal. A nivel perineal, se prepara colgajo posterior, que se usa para cubrir defecto cutáneo tras exéresis de pieza quirúrgica.
Para cubrir testículo y pene se extrajeron injertos cutáneos de cara anterior del muslo.
 
La evolución postoperatoria fue favorable, con pequeña pérdida parcial de los injertos del pene a nivel de la base, sin signos de infección, y con reepitelización a las 8 semanas de la cirugía.
 
DISCUSIÓN: 
 
En nuestro caso, no ha sido posible establecer  un cuadro etiológico claro. En los casos severos y evolucionados, la cirugía se presenta como única opción terapéutica. El defecto cutáneo fue cubierto en nuestro caso con colgajo cutáneo posterior, siendo necesario uso de autoinjertos cutáneos para cubrir pene y testículos.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/mp4/V-44.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/webm/V-44.webm' type='video/webm'></video>