Cirugía de rescate de infección de prótesis de pene mediante protocolo de mulcahy modificado e implante de prótesis maleable.
Molina Escudero, R.; Rodríguez Sánchez, L.; Muñoz Rivas, A; Arnaiz Pérez, R.; Pérez Rodríguez, P; Álvarez Ardura, M. .; Páez Borda, A
Servicio de Urologia. Hospital Universitario de Fuenlabrada. Madrid.
LXXXIV Congreso Nacional de Urología, 2019
Visto 10 veces.

INTRODUCCION: La extrusión de una prótesis peneana es un indicador de infección que implica su retirada, provocando fibrosis y acortamiento del pene, dificultando colocar un nuevo dispositivo. Mulcahy (1996) describió un protocolo cuya finalidad es permitir el implante de una prótesis en el mismo acto. Nuestro objetivo es presentar un caso de infección protésica, tratada mediante dicho protocolo modificado e implante de prótesis maleable

MATERIAL Y METODOS:  Presentamos un varón de 62 años, con antecedentes de Diabetes, cardiopatía isquémica y sustitución valvular aórtica en tratamiento anticoagulante, al que implantamos una prótesis peneana de tres componentes. En el postoperatorio desarrolló un hematoma escrotal, tratado conservadoramente.  Tres semanas después, presentó dolor y extrusión escrotal de una conexión. Tras administrarle gentamicina y ciprofloxacino intravenosos, fue sometido a cirugía de rescate.

Previo lavado cutáneo 10’con povidona iodada jabonosa, realizamos abordaje peneano-escrotal y evacuamos el hematoma. Tras disecar los cuerpos cavernosos, realizamos las corporotomías y extraemos los cilindros. Extraemos el reservorio realizando una incisión inguinal.

Preparamos cuatro diluciones de un litro. La 1ª al 50% de suero fisiológico (SSF) y agua oxigenada; la 2ª al 50% de SSF y povidona iodada; la 3ª SSF y 2 g de cefazolina, y la 4ª SSF y 80 mg de gentamicina. Lavamos a presión cada cavidad donde se alojaba la prótesis con dos jeringas de 60 cc, con las soluciones 1ª a 4ª, y después con las soluciones 3ª a 1ª. Medimos los cuerpos cavernosos con el Furlow, e implantamos la prótesis maleable bañada en las soluciones antibióticas.

Cerramos ambas corporotomías y la incisión con suturas reabsorbibles previo Friederich de los bordes.

RESULTADOS: El tiempo quirúrgico fueron 150’. El paciente fue dado de alta tras 48h, manteniendo el tratamiento con ciprofloxacino 4 semanas.

En el cultivo de la prótesis se aisló s. epidermidis multisensible.

Actualmente el paciente presenta una adecuada longitud peneana y aspecto estético, manteniendo relaciones sexuales satisfactorias.

CONCLUSIÓN: El rescate quirúrgico mediante el lavado con soluciones antisépticas e implante de prótesis maleable tras la infección de una prótesis peneana, minimiza el riesgo de reinfección, preservando una función sexual satisfactoria.

PALABRAS CLAVE: Prótesis peneana; Infección; Rescate quirúrgico.  

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/mp4/V-65.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/webm/V-65.webm' type='video/webm'></video>