Uretroplastia de ampliación dorsal con injerto vaginal para el tratamiento de la estenosis de uretra femenina.
Sabio Bonilla, A.; Puche Sanz, I.; Sánchez Conde, V.; Orcera Herrera, V.; Sánchez Jiménez, M.V.; Jiménez Domínguez, A.; Martínez Morcillo, A.; Vicente Prados, J.; Cózar Olmo, J.M.
Servicio de Urología del Hospital Universitario Virgen de Las Nieves.
LXXXIV Congreso Nacional de Urología, 2019
Visto 424275 veces.

La estenosis de uretra femenina es una entidad poco frecuente. Hasta la fecha, su diagnóstico y tratamiento han sido poco estudiados y no existe una técnica quirúrgica reconstructiva estándar para tratarla.

En este vídeo mostramos la reconstrucción uretral realizada en una paciente con estenosis de uretra mediante uretroplastia de ampliación dorsal con injerto vaginal.       

Caso clínico:

Paciente de 49 años con antecedente de parto traumático instrumentalizado y episiotomía hace 20 años. Desde entonces presenta chorro flojo y micción dolorosa con Qmáx de 4.6 ml/seg y RPM ecográfico de 200 cc. Se realiza EUD compatible con obstrucción infravesical. Calibrado uretral con stop al paso de sonda de 14 CH y sensación de estenosis flexible y corta. En la CUMS se visualiza estenosis de uretra distal de aproximadamente 1.5 cm. La paciente además presenta cistocele grado I. Tratamiento previo con dilataciones durante dos meses, cada 15 días sin éxito.

Se realiza uretroplastia dorsal con injerto vaginal. Se realiza apertura en U invertida cefálica a meato uretral. A continuación, se realiza disección del plano uretral dorsal para seguir con apertura de uretra a las 12 horarias hasta alcanzar un calibre normal. Se explora uretra proximal y vejiga con cistoscopio sin hallazgos patológicos. Esfínter competente durante la exploración. Se realizan puntos de marca proximales ayudados de gorget a las 12-10-2 horarias. Después se procede a la anastomosis proximal y lateral de injerto libre de vagina con sutura continua. Finalmente se realiza meatoplastia y se deja sonda vesical de 16 ch.

No complicaciones en el postoperatorio inmediato. En revisión, tras 3 meses de la intervención la paciente se encuentra con desaparición de los síntomas de vaciado, con continencia completa y franca mejoría de su calidad de vida, con flujometría con Qmáx de 20ml/seg y Qmed de 12.8 ml/seg.

Conclusiones:

A falta de estudios prospectivos y a largo plazo, creemos que la uretroplastia dorsal con injerto vaginal es una técnica segura y efectiva para el tratamiento de la estenosis de uretra femenina.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/mp4/V-72.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/webm/V-72.webm' type='video/webm'></video>