Linfadenectomía retroperitoneal laparoscópica en el tratamiento de las masas residuales post-quimioterapia en el tumor testicular germinal no seminomatoso
Fernández Pascual, E.; Castillón Vela, I.; Parini, M.; de Pedro, J.M.; Carballido Rodríguez, J.
Hospital Universitario Puerta de Hierro Majadahonda
LXXXIV Congreso Nacional de Urología, 2019
Visto 40 veces.

Introducción y objetivo

Además de la quimioterapia, en los pacientes con tumor testicular de células germinales no seminomatoso en estadio clínico avanzado está recomendada la resección de las masas residuales. Dado que el PET-TAC no está indicado para reestadificar a los pacientes después de quimioterapia, y tanto el tumor viable residual como el teratoma maduro (más o menos el 60% de los casos) necesitan cirugía; cuando se evidencia masa residual, la resección de esta a través de linfadenectomía retroperitoneal (LFDRP) está recomendada. Se han descrito varias técnicas: con o sin preservación nerviosa, resecciones bilaterales o template; abiertas, laparoscópicas o asistidas por robot. No existe evidencia de diferencias en términos oncológicos o funcionales entre todas estas técnicas en pacientes seleccionados.

Material y métodos

Presentamos el caso de un varón de 35 años con un carcinoma embrionario testicular derecho de 4 cm. Después de recibir quimioterapia basada en cisplatino, se observó una masa ganglionar precava de 15 mm en el TAC. Se realizó una LFDRP laparoscópica modificada siguiendo un template derecho.

Resultados

Se realizó una disección completa del tejido linfático paracavo, precavo e interaortocavo. El principio fundamental de esta cirugía es preparar y aislar los grandes vasos antes de abordar la masa adenopática. Uno de los 13 ganglios linfáticos extirpados tenía un teratoma maduro. Tres meses después de la cirugía, los marcadores tumorales siguen siendo negativos y la tomografía computarizada no mostró evidencia de recurrencia. El paciente conserva la eyaculación anterógrada.

Conclusiones

Aunque la LFDRP laparoscópica sigue estando en el punto de mira por la ausencia de datos oncológicos a medio y largo plazo, se presupone, al igual que en el caso de otros tumores genitourinarios, que la cirugía mínimamente invasiva, siempre que sea posible, debe recomendarse sobre los procedimientos abiertos. La viabilidad de esta técnica para el tratamiento de la masa residual post-quimioterapia en el tumor testicular ha sido descrito anteriormente y en este video hemos mostrado cómo realizarla.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/mp4/V-106.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2019/webm/V-106.webm' type='video/webm'></video>