Reimplante ureteral laparoscópico de injerto renal en paciente con alto riesgo anestésico.
García Sobrino, R.; Vazquez-Martul, D.; García Expósito, MA; López Fernández, A; Iglesias Alvarado, J.R; Chantada Abal, V
Complejo Hospitalario Universitario de a Coruña.
I Congreso Nacional Virtual de Urología, 2020
Visto 424258 veces.

OBJETIVO

Las complicaciones de origen urológico representan una causa frecuente de morbilidad, ingresos prolongados o de pérdida del injerto en los trasplantes renales.

Una de las complicaciones urológicas más frecuentes es la estenosis ureteral, que puede presentarse entre el 2,5-7,5% de los casos, es mandatorio resolverla ante un posible riesgo de pérdida del injerto.

Presentamos un caso de reimplante ureteral laparoscópico de injerto renal en un paciente que dada su complejidad anestésica impide la realización de la cirugía bajo parámetros de normalidad.

MATERIAL Y MÉTODOS

El paciente es un varón de 75 años con un IMC de 31kg/m2 al que se le realizó un trasplante renal de donante cadáver en fosa iliaca derecha en el 2016, como antecedentes presentaba HTA, cardiopatía isquémica y anemia multifactorial.

Durante el seguimiento del paciente se detectó deterioro de la función renal (Creatinina de 4) y dilatación del injerto en la ECO de control por lo que se coloca NPC y se realiza pielografía, siendo diagnosticado de estenosis ureteral.

La intervención se realizó en decúbito supino ya que debido a importantes comorbilidades cardiorespiratorias del paciente no toleraba el Tredelemburg.

Como primer paso se colocó catéter UniJ anterógrado.

El abordaje que se realizó fue transperitoneal con la colocación de 4 trócares (Hasson 12mm supraumbilical, un trócar de 10mm y dos de 5mm).

Tras disección ureteral se realiza nueva anastomosis ureterovesical mediante la técnica de Lich-Gregoire y se deja DJ.

RESULTADOS

Debido a la comorbilidad cardiopulmonar que presentaba el paciente se realizó la cirugía a baja presión (8-10mmHg) y sin Tredelemburg, dificultando la cirugía pero no imposibilitándola.

El tiempo quirúrgico fue de 180 minutos. El paciente no presentó complicaciones urológicas en el postoperatorio, permaneció intubado en el servicio de Reanimación por un cuadro de insuficiencia respiratoria.

Se retiró el catéter al mes y mantuvo valores de Cr en torno a 1,6mg/dL.

CONCLUSIONES

El reimplante laparoscópico ante una estenosis en la unión urétero-vesical en el injerto renal es una técnica factible que ayuda a disminuir la morbilidad y complicaciones asociadas a la herida quirúrgica en estos pacientes.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2020/mp4/V-1102.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2020/webm/V-1102.webm' type='video/webm'></video>