Cirugía transanal mínimamente invasiva (TAMIS) para extracción de mucosa rectal en el tratamiento de la estenosis panuretral asociada a liquen escleroso mediante uretroplastia de Kulkarni.
Sonia Ruiz Graña; Juan Boronat Catalá; Jose Luis Ramos Rodríguez; Alvaro Moraga Sanz; Laura González Montes; Ignacio Arance Gil; Javier Angulo Cuesta
Hospital Universitario de Getafe
I Congreso Nacional Virtual de Urología, 2020
Visto 7 veces.

INTRODUCCIÓN: El injerto de la mucosa para reparar la estenosis panuretral debida al liquen escleroso usando el recubrimiento dorsolateral de Kulkarni a veces puede ser problemático, especialmente en pacientes con un antiguo injerto de mucosa bucal. El injerto de mucosa bucal larga bilateral en ambos lados puede no ser suficiente para una estenosis >20 cm. Los sustitutos de labio y/o lengua que a menudo se necesitan para un segundo o tercer injerto agregan una morbilidad significativa al procedimiento.

MATERIAL Y METODO: Se ha realizado uretroplastia según Kulkarni por estenosis panuretral desde fosa navicular a verumontanum en dos pacientes con liquen escleroso empleando injerto dorsolateral de mucosa rectal exclusivamente. La extracción se realizó mediante cirugía transanal mínimamente invasiva (TAMIS) con plataforma GelPoint e instrumentos laparoscópicos convencionales en un caso, y mediante plataforma específica para operación endoscópica transanal (TEO) en otro. En ambos pacientes se obtuvo un injerto libre de mucosa rectal a partir de un parche de pared rectal posterior de 2.5x2 pulgadas, incluyendo mucosa y músculo. La disección de la pared rectal posterior se realizó con pinza y bisturí armónico. La incisión se inició a 2 cm de la línea dentada, de distal a proximal. No se practicó hidrodisección y el plano de disección fue el estrato circular de la túnica muscularis. Extraído el parche rectal el defecto se cerró con sutura longitudinal V-loc 3-0 y Hem-o-lok distal. La mucosa se talló externamente y se recortó en forma de "N" para convertirla en un injerto longitudinal de 22x1,5 cm.

RESULTADOS: En ambos casos se evitó emplear mucosa bucal, labial o lingual. No hubo complicaciones ni dolor postoperatorio. La uretrografía retrógrada confirmó permeabilidad uretral y ausencia de residuo al año de la cirugía. Ambos pacientes quedaron muy satisfechos, sin impacto cosmético, erección normal sin desviación y con eyaculación conservada.

CONCLUSIONES: El injerto de mucosa rectal obtenido mediante TAMIS es un recurso interesante para la reconstrucción uretral. Esta nueva técnica permite cosechar un segmento muy largo de mucosa rectal, que puede emplearse para la reconstrucción de la estenosis panuretral con buenos resultados, evitando el dolor oral y sin morbilidad rectal significativa.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2020/mp4/V-1170.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2020/webm/V-1170.webm' type='video/webm'></video>