Penectomía total en paciente con tumor de gran volumen al diagnóstico
Rodríguez Cadenas, S; Rius Bilbao, L; Urrestizala Peña, I; Ambuila Facundo, ER; Riaza Montes, M; Gil Azkarate, M; Arredondo Calvo, P; Prieto Ugidos, N; Gallego Sánchez, JA
Hospital de Galdakao Usansolo
I Congreso Nacional Virtual de Urología, 2020
Visto 424349 veces.

OBJETIVOS

El cáncer de pene presenta una incidencia baja en los países desarrollados. Tiene un pico de incidencia en la sexta década. Se relaciona con factores como fimosis, varones no circuncidados, infección por virus del papiloma humano (VPH) y condiciones de mala higiene.

En pacientes con gran volumen tumoral al diagnóstico, el abordaje debe ser agresivo tras el diagnóstico histológico para evitar la diseminación a distancia, dado el empeoramiento pronóstico en los casos de enfermedad diseminada.

El objetivo de este trabajo es presentar la técnica quirúrgica de cirugía radical en cáncer de pene.

MÉTODOS

Se presenta el caso de un paciente de 68 años con hallazgo de lesión peniana sobreinfectada. A la exploración física destaca induración pétrea del cuerpo peniano con fimosis irreductible y dos puntos de drenaje purulento. Presenta adenopatías inguinales palpables móviles bilaterales.

Se decide toma de biopsia con circuncisión con resultado anatomopatológico de carcinoma epidermoide bien diferenciado con afectación de cuerpos cavernosos, glande y prepucio (cT3N2).

Dada la extensión de la lesión, resulta imposible utilizar técnicas de preservación peniana, por lo que se decide realizar penectomía total con uretrostomía perineal.

RESULTADOS

Se muestra un vídeo de penectomía total con uretrostomía perineal. El postoperatorio fue favorable, sin complicaciones asociadas, permaneció ingresado durante 3 días. Dado de alta con antibioterapia y portando sonda vesical durante 5 días.

El resultado anatomopatológico fue carcinoma epidermoide bien diferenciado con infiltración de cuerpos cavernosos con márgenes quirúrgicos libres (pT3R0).

Posteriormente se realizó linfadenectomía inguinal bilateral superficial, sin hallazgos de metástasis ganglionares.

A los 24 meses de seguimiento el paciente continua sin datos de recidiva tumoral y con buena adaptación funcional.

CONCLUSIONES

El cáncer de pene presenta un peor pronóstico con enfermedad diseminada, por lo que es de vital importancia la detección y tratamiento precoz.

Para la elección del tratamiento hay que cuenta los resultados estéticos y funcionales que permitan ser oncológicamente radicales, intentando la preservación peniana cuando sea oncológicamente posible, dadas las repercusiones sobre la calidad de vida del paciente.

Copie y pegue este código en su blog o página web:

<video autoplay controls='controls' width='720' height='408'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2020/mp4/V-1110.m4v' type='video/mp4'><source src='https://df72skwsnf5vs.cloudfront.net/VIDEOTECA/cnu2020/webm/V-1110.webm' type='video/webm'></video>